And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

jueves, 10 de agosto de 2006

La traición de Wendy...

Ismael Serrano ve la vida con otros ojos.

___El otro día estuve hablando de un tema tan tracendental como Peter Pan...
La verdadera historia del eterno niño es trágica, oscura, desesperanzadora. Un niño vive de sueños, de poder volar, de temer crecer, de estar al otro lado.
___Peter Pan tenía todo esto. Podía escapar cuando quisiera, visitar a las sirenas y huir de los piratas. Su vida y sus sueños se fundían en Nunca Jamás. Hasta que llegó Wendy.
___La casualidad hizo que una sombra encontrara a la niña inglesa de inocencia desmedida, y que tras la partida de ésta otra sombra aún más grande se cirniera sobre el joven Peter. El viaje de ésta a Nunca Jamás fue una iniciación al mundo adulto, Peter Pan dejó entonces de ser niño y algo se movió en él, porque por más que intentara una y otra vez ser el mismo crío las cosas habían cambiado.
___Quiso volver a visitar a Wendy en Londres, y a cada visita ella había crecido rehaciendo su vida, olvidando la infancia. Perdiendo la inocencia...
___Y digo yo: pobre Peter. A partir de ese momento no pudo hacer otra cosa que crecer, dejar su vida y poner pies en tierra. Porque Wendy ya era una mujer y lo había olvidado, como suele pasar. Y él... quería seguir siendo un niño, pero se dejó llevar por la pérdida y creció entre los hombres. Le salieron arrugas, aprendió lo que significan las responsabilidades y perdió de vista a Campanilla. Que no os cuenten cuentos, nunca más voló.

___A veces siento que yo soy un Peter Pan y que en este mundo hay demasiadas Wendys. ¿Tengo que dejar de volar? ¿Tengo que huir de Nunca Jamás? No obstante, el otro día me dijeron una de las cosas más bonitas que me han dicho en mi vida. Bonita por su certeza y por su doble sentido:

TÚ NO ERES PETER PAN,
TÚ ERES UN NIÑO PERDIDO
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Ayúdame a encontrarme.
Por favor...
.
¿Quién salva a Peter?...

6 comentarios:

quela_leiros dijo...

prende la luz, que hoy es siempre todavía

hasta la próxima huida!!!

Juan Pedro dijo...

Dios! Me encanta cuando haces estas reflexiones, porque son tan puras, y con unas intencionestan cándidas... es en estos momentos cuando te ves más Peter Pan que nunca... (o más perdido que nunca)...
¿Qúe debería hacer Peter?
Nadie lo sabe con certeza... cada uno dirá una cosa... simplemente Peter debe hacer lo que le dicte el corazón, sé que es una cursilada, además de un topicazo.
Aunque por otra parte, y esta es la racional... Peter debería dejar de ser un niño y crecer... ya que siendo un niño solamente huye de los problemas, no los afronta en absoluto... se niega a crecer porque teme encontrarse el mundo exterior...

Jose, sigues siendo un niño... y eso es lo que te hace más especial que nada... tú debes decidir por ti mismo que hacer...

Nosotros, yo, siempre te apoyaré.

No sé si puedo ayudarte... pero la respuesta a la última pregunta sí puedo responderla...

alba dijo...

Me encantó... Me encantó!! Qué bien que lo publicases antes de mi ida :) Porque me ha encantado... Todos los días se me pasan cosas así por la mente, y cuanto más pasa el tiempo menos quiero crecer... Es normal supongo. No sé si Wendy fue una perdición o una salvación... No creo que siempre se pueda estar en Nunca Jamás como si el tiempo no pasase, Pero yo quiero ser niña!!

Besitos!!

moucho branco dijo...

No me gusta la versión de Disney, pero la historia tiene ese halo de ciertos cuentos clásicos reconvertidos en amables y coloristas que eran sin embargo algo oscuros y en más de un sentido complejos.

Suerte con el blog, un saludo.

Anónimo dijo...

Spatio brevi spem longam reseces. Dum loquimur, fu gerit invida aetas: carpe diem, quam minimun credula postero.

Anónimo dijo...

Como ya han dejado escrito Peter debería hacer lo que le dicte el corazón... En este mundo hay muchas Wendys, pero también hay muchos niños y niñas perdidos...
Los sueños no se sueñan por soñar... se sueñan para vivirlos... y muchas veces de pequeños es complicado vivir las cositas que soñamos. El pequeño niño que desde la costa ve a las goletas piratas hizando sus velas sueña con ser pirata también y vibir las terribles aventuras que escucha al lado de la chimenea... Y cuando fue mayor el niño fue pirata, y rebanó cabezas y se hizo con incontables tesoros y luchó con cocodrilos... Crecer, quizás sea sólo una forma más de alcanzar nuestros sueños, de luchar por las cosas que de pequeños nos alejaban de los mostruos que había debajo de la cama y nos empujaban a tener dulces sueños... Y una vez que se alcanza el sueño ¿No se sigue soñando?
No lo sé, yo también estoy un poco pérdida... pero me gusta estarlo...

un besito de nube!

Tengo una pregunta, una de esas cosas que nunca entendí: ¿Campanilla abandonó a Peter?

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King