And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

martes, 26 de agosto de 2008

life goes on


Nunca he sudado tanto
para ganar la medalla,
ni siquiera la toalla.
No obstante, el dios
del perpetuo infortunio
amaneció un día a mi lado
haciéndome a un lado en la cama
y ahora parece decir,
como un consejo más que como una orden,
que arroje la toalla.
Mas procuro no engañarme,
ya que los dioses no saben de consejos:
se lo dieron todo hecho.
Que se mueran los mitos y los dioses,
y que arrastren con su caída nuestra
maleable humanidad
no al antojo del Sino,
sino donde mueren
los recuerdos de los niños que
no llegaron a nacer.

3 comentarios:

Favole dijo...

Como siempre brillante....

Besos

kikorb dijo...

Me ha gustado mucho, pero es muy triste, ¿no?

Un abrazo enorme, crack!

AnA dijo...

el que decía que no era poeta... para lo que han dado los 20, ehh? estoy deseando abrazarte con tu nueva cifra.

tenemos pendientes demasiadas cosas.
Un beso enorme.
te espero en cordoba ;)

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King