And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

miércoles, 31 de diciembre de 2008

¡Que me van a dar las uvas!

Se me ha dado siempre bastante mal vaticinar acontecimientos, sobre todo si nos referimos a las fechas. Cuando llegaba 2007 pensé, qué mierda de año, esto tiene que ser un infierno, ya verás, y la cosa fue más bien redonda. Luego, con 2008, me dije, tiene que ser un año cojonudo, tan redondito ese número… Creo que la cosa va de pares o impares, porque a decir verdad 2009 no me gusta como número, pero qué le vamos a hacer. Seguro que es mi año.
Ahora, hoy, el último día de 2008, me toca hacer recuento, pese a que llevo haciendo esto medio año entre el final de la erasmus, mi cumpleaños, mi infarto y demás excusas. Pero hoy es el día: si 2008 se materializara en una persona, le pegaría una patada en los huevos y luego lo abrazaría para echarme a llorar sobre él como en un dramón HBO. Y es que eso de año nuevo, vida nueva va a ser no sólo el dicho redicho y gastado, sino toda una oportunidad para mí de dar un nuevo rumbo a mi existencia, hasta la fecha tan perdida. 2008 será siempre:
• El año en que acabé la erasmus.
• El año bisiesto que se hizo más corto
• El año en que compartí piso con italianos traficantes de marihuana, gato de por medio.
• El año en que Blanquita irrumpió en nuestras vidas.
• El año en que pisé Francia por primera vez.
• El año en que me enamoré un par de veces (al menos)
• El año en que me rompieron el corazón (otra vez)
• El año en que asumí mis limitaciones como persona: sólo puedo abarcar cine y literatura, y eso si puedo
• Mi año de Cinempatía
• Mi año de la OBAMAmanía
• El año en que me sentí especial por un infarto cerebral a los 20 años
• El año en que más lloré y menos reí
• El año de mi cefalea crónica (y seguimos sumando)
• El de la fiebre literaria (para bien)
• El año de verme tres o cuatro películas a la semana con ritmo regular
• El año en que me libré de la aceituna
• El año de Eleanor en Granada
• El año en que mi madre se transformó en mi compañera de piso (tomo nota para sitcom)
Yo no quiero un amor civilizado, yo no quiero sembrar ni compartir, yo no quiero 14 de febrero ni cumpleaños feliz, yo no quiero más dolores de cabeza, yo no quiero resacas de cerveza (que ya las hubo en Swansea), yo no quiero otro año sin rozarnos, yo no quiero llorar en un puto trastero, yo no quiero sentirme obligado, vigilado, controlado o sintronizado, yo no quiero seguir atado, yo no quiero que a nadie le llegue un año como éste, yo no quiero no volver a ser el de siempre, el de la risa por fuera y la pena y los silencios donde las tripas, yo no quiero darte pena ni indiferencia ni ser más listo ni más tonto, que eso no tiene arreglo, yo no quiero pagar el Internet, yo no quiero tener que hacer más listas ni sentirme obligado a rectificar lo que escriba, ni quiero decirte puta a la cara y te odio y mejor que no nos crucemos nunca y todas esas cosas que se dicen. Porque si algo me deja el 2008 es, aparte de hecho polvo, un corazón de granito y hielo.
Ah, y que nadie se atragante con las uvas, que es una muerte demasiado obvia para Podría estar pasando.

5 comentarios:

W. dijo...

El 2008, ese año...yo le he cogido cariño, sabes? pero vamos, que lo mejor esta por venir y es ud un valiente. Feliz año nuevo!

The Black Widow dijo...

Qué buena entrada!!

Cuantas cosas en común tendríamos si yo hiciera mi listadito también. Siempre me manifesté "pro" números impares, vaya uno a saber por qué.

Salud! y a ver cómo se le presenta el 2009.

Carlos dijo...

Un año más,grande.

Un abrazo genio

Gaëlle Jouet dijo...

FELIZ AÑO NUEVO!

Brian Edward Hyde dijo...

gracias, FELIZ 2009 a todos vosotros

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King