And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

sábado, 28 de marzo de 2009

Mejunje melomanocinematograficoseriéfiloliterario



I) Hace 7 días la vi en concierto después de tantos intentos de encuentros y desencuentros. En la Tertulia, en el ciclo BBC y los minicomponentes, Elena Bugedo derrocha simpatía y buenrrollismo con esa voz preciosa y vale que el disco que yo me he mamao es el primero que publicó, Que así sea, y casi no conocía las canciones que cantó, pero no me importó; esta chica ha cantado junto a Jorge Drexler, Ismael Serrano o Tontxu, entre otros grandes conocidos; sus compañeros son igualmente majos y buenos cantautores. Bruno incluso nos sorprendió con una versión del "Creep" radioheadiano. Después del concierto me acerqué a saludarla y nos echamos una foto. En serio, qué maja. Os la recomiendo, pronto irá a Madrid, se mueve por Granada mucho y algo por Madrid, que he olvidado decir que es de allí.


MIRA CÓMO TIEMBLO

Yo que subí el Himalaya en dos horas montado de un gran caracol
y lo bajé al trotecito silbando bajito así como si nada
yo que he toreado en “las Ventas” cuatro dinosaurios al rayo del sol
y por la noche nos fuimos borrachos perdidos los cinco de fiesta
yo que bajé al infierno en bicicleta
yo que bailé con el diablo un rock and roll.

Yo que fui reina de Egipto y en leche de cabra solía bañarme,
Yo que he emigrado a la luna y bailado desnuda en medio de Plutón.
Yo que he sido Dulcinea y los trovadores solían cantarme,
Que te ofrecí la manzana y en una semana te di el corazón.
Yo, que bordé una bandera en Granada,
Yo, que besé a Peter Pan, en el balcón...

Mira como tiemblo dentro de tu abrazo
y húmedo de vos a la intemperie
me derribo y pierdo todo lo ganado
tan pequeño voy de mi canción... a tu beso.

Yo que de un salto al vacío llegué sin rasparme al centro de la tierra,
y en la mitad del camino crucé a Julio Verne cansado de andar.
Yo que en la cancha de boca enseñé a Maradona a jugar con la izquierda,
yo que de ojitos cerrados vencí a Bonavena en el Luna Park.
Yo que inventé la palabra fortaleza,
yo que escapé nadando de alcatraz.

Yo que no soy sexo débil y juro por Dios que tampoco costilla,
Yo la octava maravilla y la madre tierra que te vio nacer.
Yo que viví en el Parnaso y llegado el ocaso crucé a la otra orilla.
Yo que he inventado la suerte y como Gloria Fuertes no quise crecer.
Yo, que volé y fui luna en tu ventana.
Yo que reiné favorita en el harén.

Mira como tiemblo dentro de tu abrazo
y húmedo de vos a la intemperie
me derribo y pierdo todo lo ganado
tan pequeño voy de mi canción... a tu beso.

Yo que me voy por las noches a cantar baladas en los cementerios
siempre hay algún que otro muerto que me hace un corito y se pone a bailar
yo que pescando en el río atrapé una ballena con un Pinocho dentro
yo que sin polvo de estrellas volé a los confines de Nunca Jamás.
Yo, que dicté a Moisés los mandamientos
Yo que burlé las leyes del azar.

Mira como tiemblo dentro de tu abrazo
y húmedo de vos a la intemperie
me derribo y pierdo todo lo ganado
tan pequeño voy de mi canción... a tu beso.

(Fede Comín y Elena Bugedo)

II) Cambiando de tema, sólo dos videos muy distintos, MUY distintos pero ambos llenos de significado en cuanto a lo que ha implicado el cambio de la televisión nacional de un tiempo a esta parte. Los videos, como no podía ser de otra manera, son de Cuatro (Saturday Night live en jueves, como sólo podía pasar en España) y La Sexta (Salvados, uno de los mejores programas de toda nuestra tv). Con el primero yo me reí muchísimo, pero es que lo mismo soy muy simple y Yolanda Ramos me hace descojonarme con aparecer en pantalla; el segundo es más serio pero totalmente emotivo como el anuncio de cocacola, solo que más real. Decía Antonio Machado: "Una de las dos Españas/ha de helarte el corazón", y esto le dio a Almudena Grandes para una novela, El corazón helado, que aprovecho para recomendar.











III) Por último, aprovecho para recomendaros unas películas que más o menos valen la pena en la cartelera actual: Los abrazos rotos, de la que hablé unas entradas más abajo, y la última de Eastwood, Gran Torino; ésta, a poder ser, en VO porque el doblaje es bastante patético. Por otra parte, ayer vi al fin Rompiendo las olas, y me encuentro al final con lágrimas como un tonto; soy otro y lloro a moco tendido. Lo mismo es que últimamente me encuentro más sensible de la cuenta, porque hoy con el 15x14 de Urgencias, más de lo mismo con ese doctor veterano que vive aislado en su mundo tras ser un héroe para el hospital. Que ésa es otra. Menuda temporada: tal vez no la más redonda, ni la que tiene capítulos más deestacados, pero llena de visitas inesperadas y momentos mágicos, la última. Me obligo a hacer una maratón y me acabo hasta el 21 para ver cómo acaba la semana que viene, y eso que no quiero...

IV) No he hablado aún de los últimos de Lost, que nos dejaron con un WTF increíble con ese momento Sayid puro y duro. ¿Alguien ha visto esta película? En fin... Tampoco he hablado hasta el momento del final de Battlestar Galactica ya que lo han hecho otros muchos más y mejor, pero a mí me ha parecido un final excelente, muy en la línea de la serie, con dos partes muy diferenciadas. Me extrañó la tranquilidad de la última y la sensación de malestar que nos dejó ese final: "Nuestro futuro está escrito, crean en la inevitabilidad del sino, todo esto ya ha pasado y volverá a pasar..." Qué mal rollo. Y decir adiós a Laura Rosslin, no decirle adiós a Starbuck y la aparición de esos seres semievolucionados que me impactó sobremanera. Bonitísimo final.
Volvamos a Urgencias: me encanta Neela, estoy enamorado de ella desde que llegó, y Morris sigue pareciéndome un Xander, solo que insoportable y fuera de lugar en el servicio de Urgencias. En definitiva, una serie que todo el mundo debería ver alguna vez en su vida, no esas bazofias estúpidas culebronescas made in Shonda Rhimes. La serie de médicos por excelencia es y será para siempre Urgencias. No hay más que ver "24 horas", un piloto que cambió la forma de hacer televisión.


V) He retomado dos novelas a punto de caramelo (vale, una más que la otra: La traición de Wendy y El Desencantador, pero no sé ni puedo abordarlas como quisiera por falta de tiempo, que no de ambición. Sencillamente entre tanta traducción no hay tiempo para escribir, ver películas, series, ir al cine y escribir posts eternos como éste. Gracias por leerme.

Besos y abrazos,

Jose

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Post multidisciplinar. Me pierdo en algunas referencias culturales, que no son las mías (cuarenta años de edad marcan diferencias. Pero veo un blog apasionante.
Por cierto, la peli enlazada la vi en su momento y además la tengo, si la necesitas.
Rigoletto

Pedro Villena dijo...

Hola Brian.

Muchísimas gracias por seguir mi blog y enhorabuena por el que tienes aquí montado.

Saludos

Brian Edward Hyde dijo...

Gracias a ambos. Es lo que tiene la vida, hay que estar poniéndose al día constantemente. Saludos,
Jose

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King