And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

viernes, 19 de febrero de 2010

Encajar las críticas

Si algo he aprendido como escritor, o al menos lo intento, ha sido a encajar las críticas buenas y malas. No obstante, en este país de países hay gente que no lo consigue. Gente que ha llegado a lo más alto, gente que con su voz puede hacer que miles de personas obedezcan sus órdenes, gente que se ha creído la crème de la crème y no pasa de ser bufones en el circo de la mediocridad. Gente que ha caído por su propio peso.


José María Aznar


El señor que apoyó una guerra ilegítima basado en mentiras, el señor que alcanzó la madurez política en esa reunión con Bush & Cía mientras apoyaba los pies sobre la mesa del café. Ahí, con dos cojones, ¿eh, Josemari? Este señor sabe que la gente ni olvida ni perdona, pero osa visitar una Universidad, en esta ocasión la de Oviedo, y los universitarios (al menos los sensatos) tuvieron la decencia de llamarle lo que es: criminal de guerra, fascista, asesino. El ex presidente, otrora elegido con mayoría para representarnos y tomar decisiones por nosotros, tuvo hacia los estudiantes una actitud inusitadamente madura. Les dedicó una peineta, rebajándose al nivel de un pordiosero. Él, educado en los mejores tiempos de España con todas las necesidades que requiere el alumnado, se defiende con el dedo corazón. Lo dicho, con dos cojones.




Dani Martín


Otro que igual baila es Dani Martín, nuestro actor con mayores registros que, por si no tuviera suficiente con la interpretación, es la cara y la voz de la mejor banda de rock que ha dado Europa en los últimos 20 años: El canto del loco. Alguien, consciente de la mierda de música que hacen y de la enorme promoción que recibe, se atrevió a divertirse a costa de su escasa calidad. Pero de buen rollo. Crearon un grupo en Facebook: ¿Puede este pepinillo tener más fans que El Canto del Loco? Lo que probablemente comenzó como una broma entre amigos creció en cuestión de días y el pepinillo en cuestión superó a la banda liderada por el señor Martín. Evidentemente, a los "locos" esto no les hizo ninguna gracia y el señor Dani Martín tomó cartas en el asunto hasta el punto de que han cerrado el grupo en cuestión. Y digo yo: señor Martín, si está tan seguro de que hace buena música, vaya con la cabeza por delante; si no, deje de una vez su carrera musical. Y es que el que se pica... En cualquier caso, ya ha surgido un nuevo grupo en FB que exige la liberación del pepinillo entre rejas, toda una muestra de buen humor y audacia por parte de los cerebritos que han ideado el nacimiento del famoso encurtido.



Actualización 08-03-2010
Acabo de encontrar una web donde devolverle el saludo al ex presi.

3 comentarios:

una brujilla dijo...

Debería haber escuchado el día de la peineta bonita de Aznar a mis profesores.

Nada mejor para motivarlos :)

Carlos dijo...

Es como la telebasura, subsiste porque tiene público; éste sobrevive porque aun hay quien va a sus "" conferencias.

La diferencia es que la telebasura no causa guerras.

Anónimo dijo...

No sabía lo del pepinillo. Lo otro no es noticia. Esta gente ha sido así toda la vida.

Rigoletto

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King