And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

jueves, 4 de enero de 2007

¡Asústame, coño!

Actualmente estoy leyendo lo que para mí es una maravilla (para otros será un peñazo), un ensayo sobre el terror firmado por Stephen King. La cosa en sí se llama Danza macabra, tiene 500 y pico páginas y me he tragado más de la mitad casi sin darme cuenta. Es muy curioso que la primera edición "oficial" en español se produjera en junio de este año... y el libro lleva publicado en inglés desde principios de los 80. Bueno, una de las premisas de las que parte el libro es: ¿por qué la gente paga por asustarse, por pasar un mal rato?
Es un genio: hace distinción entre miedo, terror y horror... yo no sé si alcanzo alguna de ellas.

No sé si al final encontrará respuesta, pero a mí particularmente me chifla. Y hoy voy a hablar de sustos, que es en definitiva de lo que va la cosa. Al fin he gritado: me he metido en una habitación donde están las máquinas del ascensor y he cerrado, he apagado la luz y he abierto la boca cuanto he podido. Mi grito me ha aterrado, ha sido bestial; de hecho, ahora mismo tengo la garganta medio hecha mierda, pero ha valido la pena, es muy liberador. Ha sonado como el aullido de alguien que está sufriendo muchísimo en una película de terror bajo la tortura de... ¿Jason? Uff, de escalofrío.

Ahora es cuando os digo las rarezas que me pasan por aquí y que me acojonan a mí. Bueno, mis padres han estado cosiendo trajes de novia (ahora es cuando todo el mundo dice: ooooooooohhhh), que sí, muy bonitos y todo lo que queráis, pero a oscuras colgados en perchas parecen... uys, no sé, Me recuerdan a la leyenda urbana de la novia, qué chungo... Pero es que junto a los vestidos trajeron un maniquí que consiste únicamente en el torso de una mujer sin brazos ni cabeza. Un día la subí con mi hermano Carlos a mi dormitorio. Es que ese día se estaba yendo la luz y el plan era asustar a mi mellizo vistiéndolo y dejándolo en su dormitorio: metí mi móvil en el bolsillo del chaquetón para llamar y que mi hermano se acabara de caer patrás con el sonido de Expediente X, pero al final la cosa no funcionó. Eso sí, como tenía al maniquí vestido y con una pelota en la cabeza (peluca incluída) emulando a una persona lo coloqué delante de la puerta. A la mañana siguiente mi padre fue a despertarme pal curro... ¡teníais que haber visto su cara! xDDD

Y después, cada vez que entraba en el dormitorio tenía (yo) la sensación de que alguien me observaba, joder con el puto maniquí. Pero es que ya le quité toda la ropa y está en el taller. Como el pc está en la oficina, he de cruzar el taller para entra en casa, así que lo veo con esa silueta de la luz tenue... y acojona. Parece que en cualquier momento se va a estirar y abalanzarse sobre mí sin brazos...ufffff. Y lo mejor de lo mejor, asustarme de mí mismo. Que el otro día la única luz que traía era la del móvil, así que al ir a abrir la puerta de la oficina (con cristal-espejo) lo primero que vi fue la cara de un tío iluminada con una luz blanca desde abajo. ¡Qué respingo pegué!

Y eso que no me asusto con casi nada. Lo único que realmente me ha llegado a asustar han sido algunas historias de Stephen King y de H.P. Lovecraft. ¡Y de qué manera! ¿Películas? Nada destacable, nada que me acojone, de verdad.

E intentaré idear una historia muy aterradora para el cuentacuentos de esta semana:

"Matar formaba parte de la naturaleza de Laura"

11 comentarios:

Tamaruca dijo...

Puff... yo nunca pago por asustarme, lo paso fatal. Pero luego te entra una adicción tonta a pasar miedo... debe ser un desajuste hormonal :-S

Muackiss!!


P.D. ¿Cómo te apuntaste al cuentacuentos nuevo?

Villy dijo...

jajajaja! lo q me he podido reir con lo del maniqui!!!
si es que... eso t pasa por trasto! :P
y si piensas k se t va a abalanzar, acuerdat d la peli esa k un maniki se convertia en una tia q staba muy buena. xDDD
bueno, muxos besitos!!!!!!!!

Nüx dijo...

Lovecraft me chifla colorines :P
En cuanto al Cine, pues actualmente todo lo que es calificado de terror es igual a calificarlo de basura; sin embargo, si nos remontamos, por ejemplo, al expresionismo alemán o incluso más adelante podemos encontrar cosas terroríficamente buenas de verdad, es a partir de los 80 cuando se cargan del todo el género.

Un saludín!!!

ninive dijo...

Muchas gracias por la recomendación Kingiana!! Se lo he pedido a los Reyes, seguro que entre Kings se entienden :)
De nuevo vuelvo a felicitarte por la facilidad ( jope es eso que lo haces que parece facil ) para escribir sobre un tema, pero de lo cotidiano que es mucho mas dificil que hacerlo sobre algo en concreto y especial. Mmmm me has dado una idea para el foro, a ver si me da tiempo de exponerla. Miedo? ¿Qué sería del mundo sin miedo?
Un abrazo!!

Dulce Locura dijo...

Ay Dios!

Con lo miedica que yo soy... Mejor no te cuento mis momentos terroríficos XD

Muy bueno lo del maniquí, me recordó a la escena de la película Los Otros, en la que la Kidman entra en la habitación con un montón de maniquíes tapados... Ves? Ya tengo miedo :S


Un besazo, gracias por tus consejos sobre el veneno y pasa buen día de Reyes!

:P

Lúa- Haberlas, hailas... dijo...

...adoro a stephen king y hp lovecraft....
pero en serio al igual que tu tengo fobia a los maniquies...pero sobre todo a las puñeteras muñecas de porcelana, ufff!!!me dan un malrollito.....
saludos!!!

beyo dijo...

¿¿Matar forma parte de mi naturaleza??

Ya decía yo que muy de vez en cuando me entraba el ansia asesina... :p

Indi dijo...

Experimento que no falla: busca un pasillo, cuando todos duerman te plantas justo en medio del pasillo. Apagas las luces yyyyyyy (muy importante) extiendes los brazos al frente, como si esperases abrazar a alguien. Cierra los ojos y si tienes webs quédate así hasta que cuentes treinta.
Más divertido es, si al tiempo, hablas mentalmente con alguien, como si hubiese alguien en el pasillo al que das la bienvenida.

No es que de miedo, es que acojona. Son experimentos sensoriales, los ciegos viven así todo el tiempo. Nosotros somos más cobardes que ellos, fíjate tú.

Un beso guapura de la pradera.

PD: ¿Quien es King? mmm...seguro que será algun bodrio eso de la Danza de la Muerte...y Stu Redman, puaj, que petardo de tío, por no hablar del choni macarra apodado "El hombre de negro". El basuras, ese si que mola ;) "MI vida por ti"¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Julieta dijo...

Ains, cuánto quieres a tu hermanito xDDD

A mí no hay tampoco muchas pelis que me den miedo, pero el otro día vi Saw y no era miedo... era un acojone tremendo con todo, dormí fatal esa noche... xDDDD

Yo también quiero gritar, gritar, lo necesito, no sé por qué... Y no tengo dónde como te ha pasado a tí...

Oscuros tiempos se avecinan... los viviremos juntos ¿vale?

Donnie dijo...

Prefiero leer terror que verlo, y no sé por qué, porque imaginarte lo que sale de la mente de Stephen King en, por ejemplo Desesperación, pues bueno, no es muy agradable jaja

No me parece un peñazo, seguro que es muy interesante, como casi todo -La Chica que Amaba a Tom Gordon es un despropósito- lo que sale de Stephen King!

Saluduos!

A mi manera dijo...

jejejej....me encanta como escribes y al ver tu perfil me identifico del todo contigo... me pasare para leerte...un besote

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King