And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

domingo, 2 de septiembre de 2007

Grindhouse (partida ¬¬)


No os hacéis ni una idea del tiempo que llevaba esperando ver este experimento en nuestras pantallas. Grindhouse es la propuesta de dos visionarios que entienden mucho de cine y entretenimiento como pura diversión. En EEUU la cosa iba de ver dos pelis en plan cutre por el precio de una. Tras el batacazo de la taquilla, glups, van y nos la ponen aquí en dos sesiones distintas, ergo paga el doble. En principio me negaba a pagar por ver las dos, pero es que es de lo mejorcito que tiene el cine este verano. Una es un homenaje a la serie Z de terror sangriento y guión vacío; la otra es homenaje a las películas de coches+mujeres=mezcla explosiva. Los artífices de esta brillante idea son Robert Rodríguez y oh-dios-mío-hagamos-una-reverencia Quentin Tarantino. Y yo me digo… si no la has visto, ¿qué coño haces leyendo mi blog en lugar de ir al cine y pagar lo que te pidan para gozar de este experiencia? Corre, ES UNA ORDEN!

Planet Terror (RR dixit)
Nada más empezar la película nos ofrecen el baile más erótico que recuerdo. A mí Rose McGowan me daba algo de grima, tan blanca y los labios tan rojos, hasta que la vi en esta película. Ahora me he hecho fan a muerte de su cuerpo y su (indudable) talento. Por lo demás, la cosa va de zombies, y podría pasar por cualquier otra película del género de no ser por el sello que le ha marcado Rodríguez. Una mujer con una metralleta por pierna, la enfermera con sus tres jeringuillas, un militar que recolecta testículos o el héroe de turno disparando desde una mini moto. Hay mujeres sexys, que conste, actores conocidos (sobre todo rostros televisivos) y mucho espectáculo. No da miedo porque estas películas no daban miedo, pero ofrece su ración impagable de gore y acción. No obstante, lo más destacado de esta película, y por lo que hay que verla en el cine, son los efectos que lleva consigo. Imagen desgastada, sonido defectuoso en algunos puntos, fotogramas descolocados que por tanto no dejan ver la imagen completa, e incluso un corte (lo sentimos, falta una bobina xDDDD) son señas de identidad de un cine del que bebieron personajes tan importantes en nuestra cultura como ambos cineastas o Stephen King, entre otros. Atentos también al otro descubrimiento de la película, Marley Shelton (dadme hielo, por favor!!!) y a la aparición estelar del tito Quentin, jajaja. A mí me gustó tanto que temía que Tarantino me dejara un poco a medias, ya que la historia de Planet Terror me parecía más interesante que la otra propuesta. Regla número 1, imbatible: JAMÁS subestimes a Tarantino.


Death Proof (QT dixit)
Yo mido la calidad de las películas en función del tiempo que permanecen en mi cabeza después de verlas: Juanpe y yo la vimos, salimos del cine y estuvimos más de un cuarto de hora hablando ininterrumpidamente de ella, y paramos porque llegamos a nuestro destino. Por eso mismo, me parece injusto que la crítica vapulee cintas como ésta en favor de otras que, sí, son buenas y eso, pero algunas son un plomo. No pondré ejemplos para no desmoralizar a esos directores que se creen la pera, pero si algún día me los pedís, los daré. Opinión que me forjé en cuanto salí de ver esta peli: Tarantino es un director de actrices. Lo mismo es porque le gustan tanto -fetichista de los pies, innegable- que sabe muy bien lo que busca en ellas, pero lo clava en los castings. Me he enamorado de Vanessa Ferlito, a la que ni siquiera conocía, de Sydney Tamiia Portier y reenamorado de Rosario Dawson. Y por si fuera poco, llega Quentin y hace de las suyas. Sabéis lo que le gusta jugar con referencias a otras películas y a su propia obra. Aquí empieza nada más y nada menos que escribiéndole un papel espectacular a la doble de Uma Thurman en Kill Bill; pero es que hay una secuencia en la que, ejem: suena en un móvil el archiconocido tono “Twisted Nerve”, de la misma película, aparece la pegatina de Pussy Waggon en el coche, aparecen en las portadas de las revistas Maria Antonieta de Sofía Coppola (recordemos que fueron pareja) y de CSI (recordemos su doble capítulo). Casi ná. Pero vayamos a la historia. Un especialista de cine que hace escenas de acción con su coche se dedica a perseguir chicas jóvenes y matarlas, bien con un choque de coches o en el asiento del copiloto, porque Kurt Russell (otro actor resucitado) tiene un coche a prueba de muerte, pero para aprovechar sus ventajas al 100% hay que estar en el asiento del conductor xDDD Death Proof tiene la escena más bruta que recuerdo haber visto en cine. Y mira que la esperas, y mira que sabes que va a pasar algo malo, pero lo ves. Y lo ves. Y lo ves. ¡Y lo ves!!!! Y a partir de ese momento te quedas el resto de película con el corazón en el pecho acojonado, aún impresionado (shockeado, como dirían en otras latitudes). Tarantino es el director más transgresor que hay ahora mismo en este planeta, sabe lo que hace, sigue sorprendiendo y divirtiendo a partes iguales, y eso es algo de agradecer. Un 10; y bien sobrado. ¿Sabéis lo mejor de todo? Que en 2008 nos traerá Inglorious Bastards, cine bélico 8-O . Yo no puedo esperar!!!!!!

3 comentarios:

Anya dijo...

"Me he enamorado de Vanessa Ferlito, a la que ni siquiera conocía" !¡!¡!¡!¡! Si salía en CSI Nueva York!!! Mira!:http://img513.imageshack.us/img513/4339/csinewyorkwd7.jpg

ALX dijo...

Planet Terror me pareció horrible (y eso que las pelis de zombis me encantan). Suerte que no pagué para ir al cine a verla, porque con lo caro que es habría salido muy cabreado. Y ya sé que es una peli mala hecha aposta, pero al final se queda simplemente en mala y es que no es buena señal que lo mejor que tenga sea el rollo perdido.

En cuanto a Tarantino, no me gusta especialmente. Kill Bill 1 me pareció divertida y la 2 normalilla y en cuanto a Pulp Fiction, me aburre, por lo que creo que pasaré de ver esta película. Aún así, más que innovador, yo diría de él que sabe reciclar muy bien todo el cine que ha visto (que debe haber sido mucho).

Lucía dijo...

A mí áun me falta Death Proof, pero no tardaré en verla.
Planet Terror me gustó bastante, cumple con creces su misión de puramente entretener, porque si te pones a buscarle tres pies al gato (como hace Cherry para accionar su pierna-metralleta??) te puedes aburrir.

Por cierto, te ha quedado super chulo el blogroll.

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King