And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

sábado, 14 de junio de 2008

La que nos espera

No me digáis que no hacen una parejica cuca (toma cacofonía)

Ya es hora de volver a las viejas andadas, resucitar el blog tal y como siempre ha sido, y ¿qué mejor forma que comenzar con algo que me guste como pocas cosas? Allá vamos: Expediente X
________Este verano, en agosto si no me equivoco, se estrena la segunda entrega cinematográfica de la mítica serie de televisión. Muchos no entendieron esa Expediente X: enfréntate al futuro que se dio al finalizar la temporada 5. La expectación fue máxima, de eso no cabe duda, ya que, y esto lo digo en voz alta, Expediente X fue la serie de los 90. Ninguna le quitará ese puesto en el altar de las series. Es más, fue la primera en crear un movimiento fan que se desarrolló en internet, es decir, afición a nivel mundial donde todos los seguidores podían reflejar su admiración de un modo distinto a lo que se había hecho hasta el momento. Además, consiguió elevar a la ciencia-ficción a un nivel de respeto que es probablemente el responsable de que series como Perdidos triunfen en la actualidad.
________Pero para qué engañarnos: si en algo triunfó Expediente X, fue en la creación de dos personajes que se convirtieron en inconos de nuestra cultura. Mulder y Scully, Scully y Mulder, tanto monta monta tanto. Menuda pareja y menudos protagonistas que no habrían funcionado de no ser por sus actores, un David Duchovny limitado pero con un papel hecho a su medida y la británica Gillian Anderson, que es una pedazo de actriz se mire como se mire. Tras el final de la serie, -integrada por 9 temporadas- ambos deambularon en cine tratando de encontrar algún papel bueno, aunque lo han tenido difícil. A Anderson la hemos visto recientemente en El último rey de Escocia, mientras que Duchovny ha encontrado el segundo papel de su vida como protagonista de la serie Californication. Aunque eso sí, para mí nunca dejarán de ser Mulder y Scully.
________Pues bien, ahora a nuestro amigo Chris Carter (alabado sea) le ha dado por resucitar a los personajes para contarnos otra historia, esta vez independiente de la trama general de la semana. Sería algo así como el monstruo de la semana al que nos tenían acostumbrados, aunque más grande, más largo y más espectacular. Por si fuera poco se han traido a una jamba a la que debemos querer también, que es Amanda Peet, vista, por ejemplo, en la excelentísima Studio 60. No sé nada del argumento ni quiero saberlo, sólo me pregunto si retomarán la relación de los protas donde la dejaron en un estupendo final de serie (no como las pifias que hacen otras veces), o si nos tendrán en vilo con su archiconocida TSNR (tensión sexual no resuelta). Sólo nos queda esperar, y a vuesa merced ver el tráiler.

Te recuerdo amanda (8) xD

2 comentarios:

Anya dijo...

^^

Klover dijo...

Siempre aporta leerte, hoy no iba a ser menos...

Buen brochazo renovador al blog, por cierto ;)

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King