And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

miércoles, 20 de enero de 2010

Cuando el corazón se folla al cine



Me encanta esa "prensa especializada" en banalidades, en cubrirse de mierda, en querer saber de todo y no saber de nada sobre todo cuando habla de cine. Es como cuando Ama Rosa se pone a hablar en SU programa con SU nombre de política y a los diez minutos está en un corrillo de personajes despendolados y otros periodistas tan curtidos que hablan de un fenómeno social tan importante como quién folló con quién en Gran Hermano. Llevan unos días hablando de cine, haciendo predicciones sobre los Oscar y debatiendo sobre el estilo de las estrellas de cine en lugar de la calidad cinematográfica o los matices de las interpretaciones. De este modo, hace unos días un sector de estos gilipollas intentaba desprestigiar a Clint Eastwood mediante argumentos tan concluyentes como que el director ha dado a todas sus novias el papel de prostitutas. Con esto pretendían hacernos creer que Eastwood es un ser incivilizado, de otra época, machista y cruel con sus parejas. Sí, machista el director de Sin perdón, Million Dollar baby, o Los puentes de Madison. Basta ver alguna de estas películas para darse cuenta de que estas mujeres son heroínas que sobreviven al yugo masculino en circunstancias contrarias; o si no, véase el caso de Meryl Streep, con cuyo personaje Eastwood disecciona el vacío existencial del ama de casa de clase media y nos hace llorar.

Ahora, con la resaca de los Globos de Oro, vienen las primeras oleadas de mierda. Probablemente casi ninguno de esos "periodistas" ha visto ese dramón, esa historia de personajes al límite que logran sobrevivir llamada Precious. Gracias al papel de hijaputa madre de la protagonista, Mo'nique se ha llevado el Globo de Oro a la mejor Actriz secundaria, que le ha disputado, entre otras, a Penélope Cruz. Y muy justamente disputado, dicho sea de paso. Mo'nique tiene un gran sentido del humor y se presentó en la gala con las piernas sin depilar. Poco han tardado los sensacionalistas en hablar de esta decisión (discutible o no) sin prácticamente hablar de su interpretación. Bueno, yo rompo una lanza a favor de Mo'nique quien, como cualquier creador, sólo ha querido vivir su momento como le ha dado la real gana; si de paso ha logrado generar cierta polémica, qué más nos da, e igual podemos hablar de un homenaje al personaje que la acerca cada vez más a los altares del cine. Chapeau, señora. Además, en cuestiones de físico yo no les puedo dar la razón a quienes se atreven a criticar el cuerpo de Kate Winslet, contenta con sus curvas naturales y su rostro milimétricamente expresivo.

En España o Gran Bretaña estos medios son irrespetuosos hasta un límite que roza lo patético-irrisorio, aunque en EEUU aún guardan cierta distancia con el mundo del cine, como fábrica de los sueños que es. Hay quienes se prestan al circo mediático (David Hasselhoff, Lindsay Lohan, Tori Spelling...), aunque son los menos. Hace unas semanas a la prensa rosa le cayó un jarro de agua fría cuando Javier Bardem ganó un juicio contra una revista que había utilizado su imagen sin su permiso. Ni siquiera se trataba de un cotilleo, pero Bardem, quien hasta el momento ha sabido doblegar con fuerza a anarrosas y jorgejavieres varios, se anda con pies de plomo en este terreno. No va a permitirse entrar en ese despreciable juego. Y me gustaría que el resto de intérpretes siguieran con el ejemplo
No hay derecho a que jueguen con mis sueños.

3 comentarios:

elena, al revés anhelé dijo...

Esa foto de Clint Eastwood es increíble.

Y tu asco por la enfermedad del mundo también, claro

Brian Edward Hyde dijo...

pd: además, Hillary Swank ya ha hablado de lo bien que la trató el director en el rodaje de la peli que le valió un Oscar. Además, si yo fuera actriz mataría por hacer de puta en una peli de Eastwood. Hala, ya lo he dicho.

Anónimo dijo...

Yo haría de lo que fuese en una peli de mi Clint.
Julia

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King