And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

martes, 7 de abril de 2009

Urgencias se fue para siempre...


Si hace unas semanas nos vestíamos de negro por el final (dignísimo) de una serie dignísima, Battlestar Galactica, ahora nos toca despedir a una serie que es la más mítica que podíamos encontrar esta temporada en la parrilla televisiva, Urgencias. 15 temporadas son muchas temporadas. No, no sólo eso, es una pasada, una burrada, un logro del que pocas series pueden presumir. Una serie que ha llegado a estas alturas se merece que me quede despierto hasta las 2 de la mañana para ver otro episodio, por mucha rabia que le tenga a TVE por jugar de un modo tan mísero y subnormal con su programación. En fin, hablo de una serie coral, madre de otros muchos productos que no han alcanzado su nivel: Urgencias (ER).
________Corría el año 91 (del siglo pasado del milenio pasado) cuando Spielberg, el judío que se hizo de oro, y Michael Crichton empezaron a hablar y a entenderse sobre Parque Jurásico (1993). Por aquella fecha tuvieron una conversación, digamos, parecida a ésta:
________ —Oye, Steve, pues nos ha salido bien lo de los dinosaurios, ¿no?
________ —Mickey, Mickey, a mí me vas a contar.
________ —¿Sabes? Esto te lo cuento a ti porque estamos en confianza. Tengo escrita una película que es la leche. No se ha visto nada así jamás.
________ —¿Y por qué no aún?
________ —Porque verás, es una peli que va sólo sobre el Servicio de Urgencias de un hospital, y necesitaba un buen director o productor. Tío, ¡que la escribí en el 74!
________ —No jodas. Pues pinta bien, pero oye… ¿una peli? Déjame ver.
________ —Léetelo así por encimilla, lo mismo encuentras alguna falta, pero era joven y la ortografía no era lo mío…
________ —Tío, eres bueno, eres muy bueno, eres podidamente bueno. Mira, pero esto no lo veo yo…
________ —Bah, dímelo, es una mierda, si lo sabía…
________ —Que no, que es la polla. ¡Pero mejor hacemos una serie! Mira, rodamos el piloto y si la cosa funciona, seguimos p’alante, ¿va?
________ —Steve, yo contigo al fin del mundo.
________ Y así fue. Se estrenó en 1994 justo un día después de su principal rival, la también excelente Chicago Hope, mucho más pausada al situarse en una clínica privada. Urgencias era y es ritmo, vida o muerte, ¡sangre, sangre, litros de sangre! Lo bueno de esta serie es que, a pesar de que pueda parecer repetitiva en su modo de proceder, no tiene dos capítulos similares (cuando digo esto, quiero decir: ved House :S). No ya porque el elenco de protagonistas vaya cambiando entre las distintas temporadas, las tramas sean actuales y progresistas, el resultado todo un sobresaliente a nivel técnico e interpretativo, sino porque de vez en cuando trata de reinventarse con un experimento atrevido.
________ Todo está inventado, de acuerdo, pero no por ello puede dejar de dejarnos con la boca de par en par. En un capítulo se narraron paralelamente un turno de día y otro de noche, en otro pudimos ver un turno de fin a principio, e incluso tuvimos otro exclusivamente para despedir a uno de los doctores más carismáticos del County, el doctor Greene.
________ La relevancia de la serie es algo demostrado y conocido, como todo el poder que ejerce la televisión en la sociedad actual. De este modo, Urgencias ha colaborado con sus tramas en la donación de sangre y órganos, la demanda de médicos, derechos de enfermeras (enfermeros, quería decir), prejuicios raciales y sociales, denuncia del mal sistema de seguridad social estadounidense… Pero si hay una causa por la que Urgencias ha luchado con especial fuerza, ésa es la extrema pobreza de África. Algunos de los personajes se han desplazado al continente negro para introducirse entre refugiados y enfermos sin esperanza. He visto el terror provocado por las guerrillas, las luchas entre tribus y genocidios que no reciben dicho nombre por estúpidas causas políticas.
________ Como ejemplo os puedo hablar de dos episodios (creo que de la temporada 13ª) que se llaman “No place to hide” y “There are no angels here”. Pratt es un médico duro que, a modo de castigo, es enviado a Congo, creo, para echar una mano en un campo de desplazados. Nada más llegar vio cómo apaleaban a un insurgente hasta la muerte, la violación de los derechos humanos más básicos, chantaje, corrupción, la muerte de un bebé por falta de recursos esenciales, el asesinato de un médico… mucha mierda, todo apesta. Tal vez sea cierto eso de que en algunas partes del mundo no hay ángeles.
________ Urgencias dijo adiós la semana pasada con un episodio de doble duración en el que se cerraban no sólo tramas de la temporada, sino las de toda la serie con algunos de sus doctores más carismáticos; recordemos que sus rostros han desfilado a lo largo de toda la temporada, con cameo de ¡¡¡Susan Sarandon!!! y George-nuncavolveréalaseriealaqueledebotodo-Clooney. Creo que esta temporada ha sido la guinda a un pastel cocido en su justo punto.
Pensaba que Urgencias era una buena serie.
Ahora sé que es mejor.


¿Que si una serie de hospitales te puede hacer llorar? Nooooooo.... para nada.... :P

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues el diálogo entre Chrichton y Spielberg ya es el guión de toda una serie.
Rigoletto

vertigo dijo...

Cojonuda la descripción de la serie.
Era algo más que una serie de médicos. Allí lo importante era hacer su trabajo bien y llevar su vida personal lo más equilibrada posible pero todos sabemos que a penas lo conseguían.
Era realista en su atrezzo, en su jerga médica, en las diferentes huelgas que hubieron, en los muchos y múltiples comportamientos de los pacientes, en los procedimientos médicos, en las conferencias, en las reuniones de personal o en las que salían los "capos" del Hospital...Era un "todo" y bien hecho.
Me acuerdo que cuando ví las primeras temporadas en su día, me daban ganas hasta de ser médico...jeje pero luego me dí cuenta de que era tarea muy difícil, de que algún paciente me podía apuñalar, o que me podían pedir ayuda para que les dejase morir, o que me saldría un tumor, o que un helicoptero se me podía caer encima....La vida en ER era muy dura.

un saludo y enhorabuena por la entrada!.

Steve dijo...

Acabo de descubrir este blog y me ha gustado bastante. Hay algunas ideas en las que diferimos, pero eso no es razón alguna para despreciar el estupendo trabajo que tienes con este espacio. Ánimo, sigue así. Te agrego a los blogs que sigo

Scry dijo...

Recuerdo que era una de las primeras series "serias" que veía. Recuerdo que la veía en francés y que mi madre estaba sentada en el sofá viéndolo, así que yo me tiraba con ella a verlo.
No me sé el nombre de nadie, aunque recuerdo historias como el hijo sordo de un médico, una médica de rizos dándose el lote con otro médico en un "armario", la muerte de una adolescente rubia a la que otra rubia médica le había prometido que no moriría.
Quizá me tendría que armar de valor y ver la serie entera, de principio a fin.
15 temporadas, éso es muchísimo valor.

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King