And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

sábado, 6 de junio de 2009

Alicia en el País de las Pesadillas


Cuántas coincidencias, cuántos nexos estúpidos (o maravillosos) nos depara esto del séptimo arte. En una semana en la que Terminator intenta quitar del medio a los Illuminati y a los suecos de Larsson, parece que la taquilla se ha convertido en una zona de guerra entre los grandes de los grandes, pero por ahí hace su aparición una niña pequeña que tiene más de artesanía y de buen hacer que de efectos especiales y explosiones (tanto en la narración como en las formas), la pequeña Coraline. Y sigamos con las coincidencias. El director de Los mundos de Coraline, Henry Selick, ya trabajó en dos películas de culto como son James y el melocotón gigante o Pesadilla antes de Navidad, pese a que muchos le siguen atribuyendo el éxito de las cintas a Tim Burton. Hablando de Tim Burton, un director que yo tengo bastante atragantado porque me parece repetitivo y sobrevalorado, actualmente se encuentra con la posproducción de su particular visión de style="font-weight:bold;">Alicia en País de las Maravillas, el clásico de Lewis Caroll. Podría decirse que Los mundos de Coraline es la historia de Alicia, pero extrapolada a un universo no menos rico y excéntrico que Wonderland.

Coraline (¡¡no, no es Caroline!!) es una niña de once años que se acaba de mudar, el comienzo típico para cualquier historia. Llega un personaje a una atmósfera extraña: así pues, en los primeros minutos conocemos la casa, los vecinos, la familia de Coraline y la acompañamos en las preocupaciones de una niña de su edad. Sentirse sola (recordemos que ha dejado atrás a sus amigos) y aislada de una familia, su padre y su madre, que no la entienden. Conoce a un amigo extraño que le regala una muñeca con botones en lugar de ojos. Más adelante tendrá lugar el descubrimiento de ese mundo al otro lado del espejo, en este caso al otro lado de una puerta minúscula, a un mundo fantástico hecho a la medida de Coraline, el mundo real sin todas las cosas malas, con dobles que le hacen sentirse feliz y única, como querrían sentirse todos los niños (este mundo paralelo es, pues, una suerte de Nunca Jamás, de laberinto del Fauno en el que la inocencia infantil permite evadirse de la dureza del día a día). Pero tal y como sucedía en el País de las Maravillas, lo que en principio era el mundo perfecto, lleno de personajes carismáticos y situaciones extraordinarias, se va volviendo cada vez más oscuro. Aquí no piden que le corten la cabeza, pero exigen otro sacrificio igualmente duro.


Hablamos de Los mundos de Coraline, en definitiva, de un cuento gótico narrado a través de producción animada stop-motion rodada en 3D y alta definición; en definitiva, un lujo de producción. Para aquellos a los que les encantó el teaser con los créditos de Watchmen, sólo os puedo decir que el de la película que nos ocupa es sencillamente magnético. Un cuento oscuro para niños y adultos, no al estilo Pixar o Disney, plagado de reminiscencias kafkianas (no creo que el empleo de escarabajos sea algo casual) y literarias. Por una vez, la tecnología 3-D se pone al servicio de la historia, y no al revés, como sucede en tantas ocasiones. Os recomiendo encarecidamente que veáis el making of si tenéis la ocasión, y que escuchéis con atención la sugerente banda sonora.

Pasen y vean el espectáculo visual y narrativo que supone Los mundos de Coraline: una atmósfera asfixiante, una protagonista que no es una mentecata (doblada con atino por la ya mujercita Dakota Fanning —Hounddog) y una reinterpretación de los símbolos del terror tan manidos. Todo en Coraline es distinto, y se agradece.

7 comentarios:

Alex dijo...

Suscribo cada una de las palabras que lanzas sobre Tim Burton, el cual hace tiempo que vive mucho de las rentas y que para mí su mejor película es Ed Wood, la más alejada a su supuesto imaginario.

Henry Sellick vuelve a demostrar que en esto de la nimación le tosen pocos y crea una historia para niños y adultos aterradora pero esperanzadora. Una total sorpresa sin duda.

Carlos dijo...

Mas que una fábrica de chocolate es una fábrica de obras maestras.

Y tú de crónicas maestras.

Y un abrazo!!

satrian dijo...

Je je aun dura el lío con Caroline, me tengo que poner con ella, hoy ha tocado Ponyo en el Acantilado, de Miyazaki.
Esta tiene muy buena pinta.

beleita dijo...

La semana que viene cae, seguro, y es que desde que vi el trailler tengo ganas de verla. Después de ver el making of y tu crítica, más aún.

RocíoGR dijo...

que razón tienes en todo



..pero que susto me ha dao! =(

Samu dijo...

Buenas!

llego a tu casa desde el blog de Beleita. Creo que el coment que le he dejado a ella tb puede aportar algo a tu post, así que lo copipasteo.

Un saludo!




Aquí en home nos debatimos en cual ver primero, si ‘Terminator Salvation’ o ‘Coraline’… por temas de saber cómo va esto, creo que iremos a ver la segunda primero (porque va a durar dos dias en cartelera)

La han vendido como peli infantil y es un patadón en la tripa… ¡¡pero que aprendan los niños, que aprendan!!

Del director decir que es una pena que no se le reconozca por esa POM (puta obra maestra) que es ‘Pesadilla antes de Navidad’ (su dvd, por cierto, trae un making acojonante de la cinta), aunque su ‘James y el melocotón gigante’ es bastante aburrida (aún teniendo un par de secuencias meritorias)

Gaiman, el escritor de Coraline, es un tipo que me encanta. Creador de ‘The Sandman’ (sobre todo)y de muchos libros infantiles y novelas que repiten el mismo esquema hasta decir basta (su último libro, ‘hijos de anansi’, me cabreó mucho por ser más de lo que lleva haciedno desde hace 15 años)

Os recominedo sus selecciones de cuentos cortos, sobre todo la primera antologñia (Humo y espejos) a tí ya la gente que sigue tu blog me da que os va a encantar…

Y Tim Burton mola… ¡¡¡pero se merece ese celebrities que le hicieron hace años en La Hora Chanante!!

PD: podéis leer Coraline en dos formatos, la novela o el cómic. hace nada P. Craig Russel adaptó el texto de gaiman en formato tomo con un reultado muy satisfactorio. Russell es un dibujante cojonudo y auqnue aquí adapta el cuento a su estilo realista sirve para comparar como cada autor interpreta un texto de manera diferente…

ah! y por si no se me nota que soy un fan boy de Gaiman, tb os recominedo la peli Mirror Mask, sirigida por Dave Mackean 8otro loco) y guionisada por él)… el mismo cuento de siempre… pero muy chulo.

Enga, tengan tod@s ustedes un buen domindo!

:)

Samu dijo...

eh, hum...

Disculpa los palabros y golpes al teclado que crean divertidas composiciones de letras ininteligibles en ocasiones...

Suelo escribir con los codos, un mal vicio...

:P

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King