And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

miércoles, 3 de junio de 2009

¿Cómo conocer a una persona?


No creo que un test del Facebook pueda otorgar la verdad absoluta, porque hay muchos matices en cada respuesta, en cada detalle, en cada vida, y quiero pasar a detallarlos. Me llamo Jose Alberto Arias Pereira, Jose por mi abuelo y Alberto para no convertirme en Pepe. No lo quiero con acento, nunca esccribiré José, sólo Jose. Mi película preferida ever es y será, al menos por lo pronto, American beauty. La gente que no la ha visto empieza a perder puntos con respecto a nuestra amistad... El guionista de esta película es Alan Ball, lo cual nos lleva a mi serie preferida: A dos metros bajo tierra, Six feet under, llámala como quieras. Ahora vamos con los matices; las grandes series de mi vida han sido, por etapas: Buffy Cazavampiros (no me cansaré de verla ni de defenderla), Expediente X (serie noventera por excelencia), Urgencias y El abogado (siempre me han llamado la atención las series de médicos y abogados); no obstante, odio las procedimentales. Mi color preferido es el amarillo, muy vivo, alegre, único y combinable con azul o negro, el segundo color. Quiero ser (igual ya lo soy un poco) escritor, ya lo he dicho otras veces y lo repetiré hasta que consiga serlo. No me gusta el ruido ni las marabuntas de gente, por lo que odio las discotecas. En una fiesta siempre me encontrarás apoyado en la pared, sonriendo y disimulando las ganas que tengo de salir, por lo que tiendo a hablar con todo el mundo sobre cualquier tema, por banal que sea. ¡Ah, tengo un hermano mellizo! Ése es siempre un tema recurrente. Mellizo= dos células= distintos. Si me dieran a conocer a alguien vivo vale que habría muchísimas opciones viables: no le diría que no a Scarlett Johansson, ni a Alan Ball, tampoco a Lorenzo Silva (nuestra "relación", más bien conexión hasta el momento es bastante curiosa...), pero si fuera una persona, sólo una, sería Stephen King. Estoy seguro de que el día que muera (si no muero yo antes---> ésa es otra; mi sentido del humor negro, no apto para todos los gustos) lloraré como un niño pequeño. Soy muy mitómano, pero su bibliografía me ha acompañado durante muchos momentos de mi vida, sobre todo durante la adolescencia, la edad en la que se forma el escritor, y creo que, para bien o para mal, me ha influenciado bastante.


¡No! No me gustan la nata ni la vainilla, ergo tampoco la straciatella. Mi helado es y será un cucurucho con dos bolas: una de chocolate y otra de limón (yum yum). Así mismo, también soy bastante simple con los ingredientes de la pizza: damos por hecho que lleva queso, sólo le pondría jamón york... en el fondo soy de un simple... Por ejemplo, una canción. "Creep", de Radiohead, a poder ser versionada por Damien Rice. Música, pues, indie/alternativa, pese a que me encanten también los cantautores. El propio Damien es un cantautor, como Ismael Serrano, Quique González, Carlos Chaouen, Sabina, eeeeeeetttttccccc... Vayamos, pues, a más datos inútiles. Mi número preferido es el 2 (no sé por qué), en el cole siempre era el 2 por eso de Arias, y mi animal, el oso pardo. Tal vez se deba a mi primera visita al zoo, en la que vi a esos osos, pero ¿hay alguien a quien no le encoja el corazón un osezno chiquitín? Sí, también soy un moñas. Mucho. Y ateo. Mucho. Y de izquierdas. Mucho. Y cinéfilo. Muuuuuuucho. Colaboro con la revista Cinempatía cuando puedo (menos de lo que me gustaría), y os recomiendo una visita, vale realmente la pena para estar al día sobre todo lo que tenga que ver con el cine. Me gustaría dedicarme a algo en este campo, desde guionista a crítico/ periodista especialista en cine o literatura. ¿Un libro? La flaqueza del bolchevique de Lorenzo Silva o Un saco de huesos de Stephen King... Los dos me han reportado tantas cosas buenas y malas que valen cada segundo que pasé leyéndolos.

Y un sueño, desde pequeño, casi una obsesión. Todo lo que tenga que ver con Australia. Por lo distinto, lo exótico, por encontrarse en las Antípodas, siempre he soñado con vivir allí. Creo que, a la larga, lo conseguiré. Total, la vida no ha hecho más que comenzar. Porque claro, la vida a los 21 años ofrece mil caminos nuevos (reduzcámoslos a cien), aunque hace poco menos de un año me dio un infarto cerebral que ha condicionado mi vida hasta hoy, aquí, ahora, en el sofá en el que escribo estas líneas en un tiempo que debería estar dedicando al estudio. No tengo remedio. Creo que me dejo pocos detalles. Muchos diréis: es de Granada, y yo soy el primero que lo digo, hola, soy Jose y soy de Granada. No es cierto: nací en Jaén y me he criado en Bélmez de la Moraleda, el pueblo de las Caras, sí. Pero es más fácil, ya que estudio en Granada y paso más tiempo aquí al año que en Bélmez. Y ya, para acabar, aunque llevo dos días en los que apenas duermo y lo poco que duermo lo duermo mal, suelo acostarme alrededor de las 2 de la mañana, siempre viendo alguna serie, película, escribiendo o leyendo. Si no hago algo de eso antes de dormir me entra una ansiedad desconcertante y me da la sensación de que estoy perdiendo el tiempo al dormir. En fin, ése soy yo. Espero que ahora me conozcáis algo mejor.
¡Ah!, última payasada. Brian Edward Hyde. Álter ego y protagonista de mi primera novela, que no ha visto la luz ni la verá. La empecé a escribir con 16 años o así y la acabé con 18, novela histórica, realmente sonrojante, que se llama La Dama de Oriente. Tal vez un día, quién sabe, quizás... Ya véis, soy bastante sentimental. No obstante, si me quedara un día de vida no lo pasaría escribiendo cartas de despedida (una idea muy romántica, pero sin sentido), como mucho rodaría un corto, pero estoy seguro de que iría a la playa y correría y gritaría al mar hasta destrozarme las cuerdas vocales o cansarme y caer exhausto sobre la arena, porque esto me recuerda a Swansea y a Raquel, que me vio gritando al mar, y os puedo asegurar que los días más felices de mi vida son los que pasé en Swansea durante mi erasmus. Por eso ahora, en septiembre, parto a Polonia. Comienza la aventura. Fin del juego.

9 comentarios:

MFAL dijo...

Me ha gustado mucho, muy sincero y cercano. Un saludo

Carlos dijo...

De game over nada,
que tienes partida!(a Polska)
¡Mile widziany!

Da igual el lugar seguirás siendo una maravillosa persona quillo.

vertigo dijo...

te ha quedado genial!

American Beauty? Six feet Under? urgencias? Stephen King?... ya soy tu fan xDD

Anya dijo...

Payasadas ninguna! Quién sabe que contarías en tu primera novela... yo creo que escribir una con 16 años ya demuestra bastante que eres un escritor... :)

Dos paquetes sorpresa andan por ahí a ver quién los gana! Nominado! http://yremdil.blogspot.com

Pedro Villena dijo...

Muy buena tu entrada. Supongo que lo habrás pasado tan bien escribiéndola como yo leyéndola.

Saludos!

Anónimo dijo...

Eres grande...


David Ortiz desde Donostia

Scry dijo...

:D
yo en otra vida quiero ser como tú

Anónimo dijo...

Queremos ver tu bazofia de novela publicada por fasciculos al menos

kikorb dijo...

;)

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King