And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

jueves, 11 de octubre de 2007

Pesadilla en Aylesbury Road


Ahora mismo son las 4 menos cuarto de la mañana, pero todavía no me he acostado (en España estaréis todos durmiendo, que es incluso una hora más). Ya conocéis las estúpidas asociaciones de ideas que suelo llevar a cabo, pero es tan sencillo seguirlas que nunca lo evitaré. Llevo un tiempo planteándome un tema bastante impalpable como es el que separa el mundo real y el onírico (no puedo creer que esté usando este adjetivo xD). Esta noche, tras la poco exitosa reunión de fotógrafos, hemos vuelto a ver una película; digo lo de poco exitosa porque parecía que nadie pertenecía al mismo grupo, aunque a lo tonto, a lo tonto he conocido a varios british.
_______La peli de esta noche era nada más y nada menos que la mítica Pesadilla en Elm Street, el proyecto de Wes Craven que trajo consigo al añorado Freddie Krueger. Para hacer memoria, ahí dejo que va de un ser que ataca a los adolescentes en sus sueños. En realidad esto no es nada del otro mundo, ni tampoco la película, aunque nadie puede obviar que se trata de un mito.
_______Esta película me ha devuelto las ganas de replantearme cuál es esa frontera que separa los dos mundos ya citados. ¿No os pasa que a veces, cuando soñáis, os despertáis por un estímulo externo al sueño? Por ejemplo, estás soñando que te vas con tus amigos a ese ansiado viaje a Portugal aunque sabes que nunca verás Portugal porque hay algo que ralentiza la acción, y justo en el momento en que llevas como dos horas de tren y estás a punto de bajarte oyes una canción que el niño con el que compartes vagón ha puesto en su mp3, y despiertas, porque ésa es la canción que has puesto en el móvil para despertarte.
_______Como ese estímulo, miles más. Anoche me tiré toda la noche meándome, pero por no levantarme de la cama aguanté como un campeón. No obstante, a media noche soñé que iba al servicio, vaciaba la vejiga y volvía a m vida normal. La gracia viene porque en el sueño seguía con ganas de mear, pero me repetía una y otra vez que era imposible porque tenía la vejiga vacía. Ay, si es que uno es así… Al final me desperté y lo primero que hice fue subir al loo. Todo esto me hace plantearme una incógnita grande de esas que cambiarían el curso de la historia si supiéramos la respuesta: ¿están los sueños predeterminados cuando nos vamos a la cama? En ocasiones soñamos con algo que nos ha pasado ese día, relacionamos con una noticia que hemos visto en la tele y algo que nos ha calado. Por tanto, ese sueño se debe a unas situaciones específicas, pero a su vez hay sueños que se repiten una y otra vez de manera invariable, como si tuvieran una composición fija. Por si esto no nos complicara la existencia, está lo de los factores externos: la obra de al lado de casa se transforma en las llamadas de una criatura al otro lado de la puerta; las voces de tu madre, en los diálogos de una obra de teatro que ves con poco interés; el despertador, la campanilla que suena cuando Caperucita llega a tu casa con la intención de que le abras.
_______¿Están los sueños fijados antes de dormirnos? ¿Van cambiando en función de lo que nos rodea en el mundo real? ¿Existen distintos tipos de sueños y he ahí el motivo de tamaña bifurcación? ¿Jose duerme poco y por eso tiene sueños raros? Las respuestas a estas incógnitas, de mano de los comentadores de la nave del misterio (tatatachín- tachín- tachín…). Si os interesa el tema, os recomiendo la maravillosa La ciencia del sueño, de Michael Gondry, aunque antes hay que ver ¡Olvídate de mí!. Trata de un joven que debido a una enfermedad no distingue lo que sueña de lo que es real historia de amor mediante.

PD: ¿sueñan los animales? Es que mientras veíamos la película, el tema ha salido de algún modo y David piensa que su gato, mientras duerme, también sueña. Y digo yo: estaría to guapo ver el sueño de un animal. ¿Que no?

5 comentarios:

Scry dijo...

No sé si estaría to wapo... pero sería una locura.
Me he visto las dos de Gondry y me gustó más la de la ciencia del sueño aunque mientras la veía me daba cuenta de lo complicado y absurdo que tiene que ser... había escenas que no sabía ya si eran sueño o realidad... pero la peli me gustó, un director un tanto especial ese hombre...
23.10 y yo me voy a la cama, hijo no sé tú cómo aguantas hasta las 4 de la mañanita...

Anónimo dijo...

Soy un gato: los humanos no haceís más que hablar de los animales desde un punto de vista demasiado elevado. Pues claro que sueño y tengo pesadillas, esta mmañana me he despertado soñando que un ratón gigante me perseguía y yo era incapaz de saltar, menos mal que mi dueño me ha despertado a tiempo.

eferios dijo...

El otro día, en el cine, casi sola en la sala, me sumergía yo también en "La ciencia del sueño" y pensaba: "qué le gustaría esta peli a Jose..."

Serán las causa/casualidades... :-)

Disfruta muchacho de tierras galesas...

Beso*

Villy dijo...

yo he tenido 2 perros, y los dos a veces cuando dormían movian las patas como si stuvieran corriendo, lo cual para mí es signo de que sueñan. Y no se si los sueños stán predeterminados, pero si k es verdad q se relacionan estrechamente con nuestro alrededor

un besito wapo ^^

Indi dijo...

No sé...podría darte un seminario intensivo sobre mecanismos del sueño, pero viendo tus horarios casi te ahorraré la conferencia;).
Pero te adelanto algunas respuestas a modo de telegrama:
-Sí, pueden prefijarse pautas antes de ir a dormir.
-Sí, los hechos externos influyen en el contenido del sueño.
-Sí, los hechos internos influyen en el contenido del sueño.
-Sí, existen distintos tipos de sueños.
-No, el sueño no es acumulativo, la fase REM (en la que se sueña) se produce aproximadamente cada 20 minutos, así que da lo mismo cuanto duermas, para soñar solo hace falta llegar al REm. Dependiendo de la fase del sueño en la que te despiertas los recuerdas o no, y te despiertas de más mala leche o menos, ese es otro tema.

-Soñar como un animal, que se sepa solo lo hacen los Chamanes y otros de su condición.

El tiempo está distorsionado en sueños, he aquí un ejemplo, un clásico en la literatura clínica:

Una mujer duerme profundamente, se rompe el cabezal de la cama y uno de los listones de madera cae sobre su cuello, se despierta sobresaltada.
El lapso que va desde que cae el listón hasta que se despierta (apenas unos segundos) es tiempo suficiente como para que la mujer sueñe que está en Francia, en plena revolución y que es llevada a la guillotina por su ascendencia noble.

Algunos sueños, los fisiológicos, están motivados por problemas de salud o necesidades urgentes del tipo "me estoy meando". Tu subconsciente te diagnostíca y te lo hace saber con los recursos de que dispone tu cerebro.


....joer¡¡¡¡¡¡¡ dije que no iba a soltarte el rollo jajajaaj. Ok, ya me callo, ya me callooo ;)))

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King