And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Au revoir!


Como diría Ismael Serrano, sucede que a veces se va alguien a quien ni tan siquiera conocemos pero a quien nos gustaría haber conocido. Se va para no volver, claro está. Hace poco se fue Emma Penella, impagable en La estanquera de Vallecas y El verdugo, dos de los clásicos de nuestro cine. Hoy se nos va Fernando Fernán-Gómez. Yo lo descubrí al cabo del tiempo, cuando aún era un moco pero me fijaba en ciertas cosas. Me fijé en La lengua de las mariposas. Con el tiempo lo redescubrí en El abuelo, y más adelante con dos personajes frágiles y maravillosos en Todo sobre mi madre (casi anecdótica su presencia) y En la ciudad sin límites, donde lo da todo. Sobra decir que trabajó con los más grandes de varios países durante una extensísima filmografía, que fue director y escritor... y ahora nos encontramos con que más de uno lo recordará por una estúpida frase de las que hacen historia porque este señor tenía carácter. Y es que probablemente sin carácter no habría llegado donde llegó. Dicho sea de paso, ahora es el momento de ver La silla de Fernando.
Una vida de cine (1943-2006)
Una vida... (1921-2007)

4 comentarios:

Mj dijo...

La verdad es que a mí este tipo ni fu ni fa. Hasta que vi " En la ciudad sin límites" y cai rendida.
Ahora, en el país del que tuviste a bien huir, se encadenarán palabras de elogio e insultos a partes iguales. Hasta que muera el próximo ( una, que está un poco negativa hoy).

Hellraiser dijo...

Pues mira, si no llega a ser por tu post ni me entero hoy de lo ocurrido.
La verdad es que era un hombre con temperamento y por eso hay gente que lo tenía atravesado, pero como que hay muchísimos actores de otros países que aquí elogian y en realidad son carne muerta en vida. A mí me gustaba.
Otra cosa que quería comentar es a una persona que conocí hace unos años y que si no llega a ser por la chica que venía conmigo ni me entero de quién era. Me refiero a Sergi Lòpez, un actor que nadie daba un duro por él y que llegó triunfando con El Laberinto del Fauno. Sergi fue acogido por el cine francés el cual le dio todo su cariño; y ahora llega aquí, con una película buena y todo el mundo lo quiere.
Para que veas que los actores son personas y las personas hacen a los actores tal y como los vemos.
Y me voy a dormir ya, killo!
Un abrazo!

Carlos dijo...

Yo veía en él la reencarnación de Don Quijote, como si cabalgara de nuevo en busca mundos que siempre conseguía transmitirnos, llevarnos a través del tiempo en cada uno de sus personajes.
Seguro que la muerte aún alucina ante tal interpretación porque el maestro estaba representando, nunca murió.
Te felicito por el homenaje a uno de los mas grandes!
Un abrazo genio!!

Anya dijo...

Aquí tenemos un buen nombre para argumentar que el cine español no es tan malo como lo ponen. Hay cosas buenas, y entre ellas, de las que más me gustan: En la ciudad sin límites

PD:pero también digo:la uno se ha lucido poniendo publicidades de 20 minutos en la película que dirigió y que están echando hoy como homenaje (el extraño viaje)
un placer leerte

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King