And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

miércoles, 22 de julio de 2009

¿Pottear o no pottear?

A mí me ha gustado. Creo que es una de las sagas literarias mejor llevadas a la gran pantalla más allá de extremismos fanáticos...

Spoilers. J K Rowling. Cicatriz. Harry Potter. Magia. Son palabras que no quiero utilizar al escribir sobre El misterio del príncipe. En su día fui al cine a ver El cáliz de fuego porque, de la saga, era mi libro preferido, y aunque me decepcionó porque prescindía o simplificaba muchísimas tramas secundarias teniendo en cuenta la riqueza del argumento. Con el tiempo la valoré positivamente porque, siendo como era un punto de inflexión en la historia del joven mago, superaba con creces el desafío que suponía la adaptación. No obstante, ha sido David Yates quien le ha devuelto la fuerza y oscuridad que ya imprimió Alfonso Cuarón en El prisionero de Azkaban. Si bien La orden del fénix me pareció descafeinada, en esta nueva entrega Yates se redime y desde el principio demuestra la que será la esencia de la película.
________La historia de los mortífagos no es más que, y sobre en los días que vivimos, una metáfora del terrorismo que trasciende al mundo fantástico y afecta de lleno a los muggles (gente normal). También tenemos a un protagonista con diecisiete años en plena revolución hormonal que se ha transformado definitivamente en protegido de un Dumbledore sospechosamente debilitado. Ésa es la situación inicial: tenemos a Harry intentando lidiar con los problemas de cualquier adolescente en un mundo que se desmorona, donde aún no se le da la credibilidad que debiera. Y claro está, va a Hogwarts en su penúltimo curso antes de graduarse. La magia de la que no voy a hablar… es meramente un mcguffin, y es por ello mismo que la clave de la película es otra. El misterio de quién es el príncipe mestizo y el crecimiento de los personajes, su evolución. Esto no quita que la película sea apabullante y atractiva a nivel visual.
________Así pues, el rasgo más característico de El misterio del príncipe es el realismo frente a la historia narrada hasta la fecha; prescinde en cuanto tiene la ocasión de excesos digitales a favor de una narración más sencilla y dramática salpicada, eso sí, del inevitable pastiche folletinesco triángulo amoroso inclusive. En cualquier caso, hasta la trama sentimentaloide me parece acertada, ya que refleja muy bien una etapa vital propia de la edad, y no se va a lo vulgar o caricaturesco (salvo en el personaje de Ron Weasley, pelín desfigurado). Y es que también se nota el salto de calidad en los actores: Daniel Radcliffe cumple con creces en un protagonista que le costará una vida entera quitarse de encima y Emma Watson, más secundaria en este film, demuestra ser la más comedida, la mejor actriz de matices. Destaca, cómo uno, una mala malísima Helena Boham Carter cruel, divertida e imperdonable.
________Y el drama. El guionista sabe tomar las claves del libro (apenas deja fuera elementos poco relevantes) y elabora una historia de gran regularidad y final doloroso donde no se deja llevar por sentimentalismos, cliffhanger de la casa incluído. Vale, El príncipe mestizo es un divertimento, pero un divertimento bien hecho y que se puede disfrutar de forma sana. Yo lo hice, y lo mejor es que tenemos aún historia hasta 2011 o 2012 gracias a que han decidido dividir la última novela en dos películas para así contar adecuadamente cuanto aparece en las páginas de la colección (ya, como si el filón económico no tuviera nada que ver con ello…).

Nota: 7


lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King