And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

lunes, 4 de diciembre de 2006

Sencillamente hiperbólica


______Creo que es fácil imaginarse las mañanas de Antonio Banderas en estos días. Vamos, ir directo a por la prensa de tirada nacional y buscar todas las críticas que se hacen de su nuevo trabajo. No sé si el movimiento blogger tendrá demasiada repercusión en este sentido, aunque es de suponer que una vuelta por el ciberespacio tampoco lo dejaría indiferente. Por lo pronto, y ante la duda de si Banderas se pasará por aquí, os dejo mi pequeña visión de El camino de los ingleses. Para no andarme con chiquitas os digo la conclusión antes de nada: id a verla.
______La película no las tenía todas consigo para ir a verla. La primera pega, es española. Vale que las cosas estén cambiando, pero no al ritmo deseado. También que la promoción no está siendo de lo más acertada con una publicidad bastante restrictiva y contradictoria. Sin embargo, desde la primera escena te das cuenta de que nada chirría. Me gustan los excesos visuales que emplea Banderas a lo largo de todo el film. Con esto me refiero a los juegos de luces y sombras, a los movimientos de cámara antinaturales, a la fotografía (a veces coloreada o retocada), a planos que no tienen nada que ver con nuestra perspectiva… En definitiva, la película que todo promotor del dogma mandaría al infierno. Conforme iban transcurriendo las escenas me daba cuenta de que si yo hiciera alguna película en mi vida sería bastante así, con todas esas polladas que le dan interés. Soy muy partidario de explotar las técnicas visuales en cine, tal y como defendían Hitchcock o Buñuel, entre otros (y eso que aún no podían ni imaginar el desarrollo cinematográfico en este campo). A nivel visual la definiría como hiperbólica (imagen+imagen), calificativo que comprenderá cualquiera que vaya a verla.
______Es destacable, cómo no, la banda sonora. Creo que la selección de temas hace que la película sea más universal. Vamos, que nada de Chichos, Calis y demás orgullo patrio (por favor, captad la ironía!!!). Me alegra que por una vez podamos disfrutar de una película española, casi andaluza, ambientada en Málaga y dirigida por un director de la ciudad sin que suene ni un acorde de guitarra española. Suenan The Who y música jazz para determinar el ritmo del relato; sí, música en inglés bien escogida. Y en muchos momentos de la película se producen una estupenda concordancia entre lo que vemos y oímos.
______La historia que cuenta El camino de los ingleses no se puede precisar al tratarse de varias subhistorias dentro de una composición mayor. No obstante, podemos hablar de un viaje iniciático a la madurez. Cada uno de los protagonistas vive situaciones que cambiarán su modo de ver la vida y de entender cómo funcionan las cosas "ahí fuera". Tal vez se le podría reprochar al director (o al guionista, autor de la novela homónima) que alguna historia se cuenta casi de refilón frente a otras. Es el caso de la protagonizada por Félix Gómez y Juan Diego. También puede deberse a que algunas interesan más que otras. En cualquier caso, la medida proporción de drama y comedia otorgan la tesitura exacta a las vivencias de estos jóvenes.
______Supongo que queda dicho casi todo, pero me falta lo más destacable: una estupenda dirección de actores, que brillan como estrellas emergentes de nuestra producción nacional. Remarcar en especial la interpretación de Alberto Amarilla, protagonista absoluto del film a pesar de que por todas partes nos ofrecerán la película como coral. Sorpresa grandísima por el a priori más desconocido del reparto, Raúl Arévalo, cuyo personaje s el más creíble de todos. Aparte del inmenso plantel de actores jóvenes descubrimos a varios veteranos, de esos que engrandecen una película. Por un lado Victoria Abril, enérgica y entregada a un papel secundario pero trascendental como pocos; por el otro, Juan Diego, menos importante pero en su línea. Y digo esto porque no puedo con este actor, me recuerda demasiado al cine español en su peor vertiente (no tengo ningún motivo, es algo que me puede).
______No es la película del año, ni tan siquiera la española del año, pero es distinta. Antonio Banderas ha arriesgado lo suyo en este proyecto tan personal. No creo que se deba ver esta película en televisión, creo que todas las artimañas de la imagen y trucos, engranajes cinematográficos, se aprecian en el cine. Bueno, todo esto es una apreciación personal.
______Me gustó. Ojalá os guste. Y espero que recaude más que Isi/Disi (alto voltaje). De ilusiones se vive.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Inma,tú que todo lo sabes sobre cine informativo y documental, pásate y lee esta crítica, anda. Tiene todos los ingredientes necesarios para un buen comentario de cine; análisis de contenido y aspectos formales...¡lástima que no lo hayas tenido como alumno!(aunque mejor no pasar por ese mal trago...)

He escuchado en clase que es una película muy "filosófica": tengo ganas de verla y más después de leer tantos elogios por parte de la crítica. ¡Nos vemos en el Alameda!

ACV (por si acaso es lectora asidua de este blog, jaja)

Indi dijo...

me has convencido, ire a verla sin falta.

Anya dijo...

Me parecía realmente interesante, por esos flashes que se ven en los anuncios, verdaderamente artísticos en lo que en fotografía se refiere, y que no está tan centrado en eeuu como con locos en alabama. Tiene buena pinta, y si lo confirma el crítico de cine oficial, no hay duda... ire a verla!

P.D.: voy a sacarme el abono del kinépolis jaja

ninive dijo...

Viví la película desde su creación, conviviendo día a día durante su rodaje con los protagonistas, camerinos, trailers incluso aparcaba el corsa entre ellos siendo testigo de la distintas tomas hasta que Antonio daba el ok. Y defines con tu acertadísima crítica la esencia de esa película que como una luna del mediodía está solo para aquellos que se fijen en ella. Quitándose de encima, mas bien sacudiéndose el polvo de los tópicos que quienes buscaban en ella encasillar a Banderas saldrán decepcionados, la película es un riesgo que para mi es el camino, no solo de los ingleses, sino de quienes hacen que el cine siga sin encontrar su final. Como decía un viejo guarda forestal del pastor alemán, no destacará en una cualidad, pero las tiene todas. Pienso que no ganará un premio pero tras verla sientes que todo cine pasa por ese camino. Eres un genio killo, y el cine tiene mucho que agradecerte, hablar de el es darle vida. Un abrazo!

marta marmota dijo...

Uy, pues a mí me decepcionó bastante... Me pareción un poco "querer-y-no-poder", excepto la fotografía, que es muy bonita.
Pensaba escribir sobre ella, pero me da bastante pereza, la verdad!

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King