And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Cine y condones


Antes de nada, deciros que esto me recuerda a esa canción que se llama Besos y porros, que cantan dos genios de la música española: Ismael Serrano y Joaquín Sabina; además, todo esto me recuerda a esa poesía que escribí hace unos meses, aunque muchas cosas han cambiado desde entonces.
________Pero mejor vuelvo al tema del que quería hablar en un principio principitoso. Hoy ha sido un día estupendo, igual que el de ayer fue una auténtica mierda. Me he levantado a las 2 de la tarde tras una noche estupenda y un sueño que te cagas, uffff,y en cuanto me he levantado han empezado las primeras buenas noticias. Más tarde me entero de que puede que se haga una peli de Buffy, cazavampiros WEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE. Me he afeitado, he hecho una sesión de fotos modo cani on en el cuarto de baño que no verán la luz xDDD. Lo de afeitarme se debe a que después me he pasado por el eestudio fotográfico para echarme la foto de la orla, que hoy era el último día, y que no puedo enseñar porque no tengo escáner. Total, que como todo viernes, me he comprado comprado el diario Público que regala una película,en esta ocasión El secreto de Vera Drake. La película, para el que no lo sepa, cuenta la historia de una mujer que realizaba abortos clandestinos en la Inglaterra de los 50. Me aprece más que apropiado el regalo; lo mejor de esto es que adherido a la carátula venía también un condón. No hay que mencionar lo poco sutil de la unión, sino la valentía de la idea de reforzar una idea ya implícita en el film, el poder de la mujer. La mujer tiene derecho a escoger si quiere tener un hijo o no, y cuanto antes, mejor. Y es que parece que los únicos que aún se niegan a ello son, en su mojigatería, los cristianos. Incluso los musulmanes, aparentemente más retrógados con respecto a dilemas morales. Con esto quiero invitar a la reflexión de si este tema, tan complejo, debe resolverse en un concilio religioso,po HOMBRES, que no mujeres, que se atrevan a opinar sobre un tema que a ellos no les incumbe para nada. ¿Por qué a estas alturas, un 28 de noviembre de 2008, cuando siguen muriendo cientos o miles de personas por el sida, se atreve un idiota viejo, supuestamente casto (que eso es otro tema) a decir que los preservativos son malos porque el único fin del sexo es la reproducción. Y yo me pregunto, volviendo al tema de la donación de semen, ¿acaso también prohíben la masturbación en caso de donación, cuando el fin último es la reproducción? Al fin y al cabo, lo último que queda es una película en mi estantería y un condón en el cajón de mi mesa de estudio, y el recuerdo de ese número de la Fotogramas y la Cinemanía en la que cada revista,ambas de cine, regalaba dos condones.

martes, 25 de noviembre de 2008

Serio lo de las series online

Ya llegó la revolución televisiva, os prometo una entrada sobre las nuevas series de televisión en internet. Mientras tanto, os dejo con el piloto (estupendo) de Malviviendo Y es que la televisión patria ha decidido tomarse un respiro y traer aires nuevos para aquellos creadores que no quieren seguir dependiendo de la presión de cadenas que funcionan como lo que son, grandes empresas,y que tienen ideas nuevas y quieren introducirlas y difundirlas por internet, donde tal vez funcionen sin que nadie las coarte.
Tenemos, por ejemplo, Eva y kolegas, que se trata de un proyecto más que interesante (aunque, al parecer, fallido). Una historia dramática protagonizada por jóvenes veinteañeros en cuya trama prevalece, ante todo la desaparición de una chica llamada Cris. Digo que es interesante por cómo se ha planteado el programa, en tres formatos:
1. Un videoblog protagonizado por la propia Eva que, como si fuera una joven de verdad, graba su día a día, nos presenta a sus amigos y su entorno. Los primeros episodios son una mayoría; todos son muy breves de 5 minutos o menos. Al parecer les han cerrado el chiringuito y Eva se ha despedido hoy mismo, aunque queda el archivo de videos. Os recomiendo muchísimo que los veáis cuando y como sea, son muy entretenidos y están muy bien hechos, ante todo son muy naturales. Pinchad aquí, vamos, y empezad por el número 1.
2. Youtube: un tal 2020ojo sigue a Eva y conoce el paradero de Cris, y de vez en cuando cuelga algún video amenazante en su canal de Youtube.
3.Antena.Neox: para los que tienen TDT, cosa de la que yo no puedo presumir, pueden ver episodios diarios que serían las hsitorias que Eva cuelga en su videoblog+ los videos de 2020ojo, todo en formato episodio normal y más largos,claro. Asimismo, los fines de semana hay unos especiales más largos.
Espero que los disfrutéis y que os subáis al carro de la televisión interactiva. Eva tiene perfil en Twitter y en Facebook,podéis agregarla como amiga. Esperemos que no les hayan ni vayan a cerrar el chringuito, porque son más que entretenidos.

Malviviendo Capitulo Piloto from Javi Lería on Vimeo.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Canc1ón d3 la s3mana



Parecería una obviedad poner este "Ojalá" de Silvio Rodríguez como una de las canciones obligadas, pero es tan sugerente, tan preciosa, tan única que se explica por sí misma... Además, seguro que a muchos de vosotros esta canción os trae recuerdos de alguien especial.

Ojalá

Ojalá que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan
para que no las puedas convertir en cristal.
Ojalá que la lluvia deje de ser milagro que baja por tu cuerpo.
Ojalá que la luna pueda salir sin ti.
Ojalá que la tierra no te bese los pasos.

Ojalá se te acabe la mirada constante,
la palabra precisa, la sonrisa perfecta.
Ojalá pase algo que te borre de pronto:
una luz cegadora, un disparo de nieve.
Ojalá por lo menos que me lleve la muerte,
para no verte tanto, para no verte siempre
en todos los segundos, en todas las visiones:
ojalá que no pueda tocarte ni en canciones

Ojalá que la aurora no de gritos que caigan en mi espalda.
Ojalá que tu nombre se le olvide a esa voz.
Ojalá las paredes no retengan tu ruido de camino cansado.
Ojalá que el deseo se vaya tras de ti,
a tu viejo gobierno de difuntos y flores.

Ojalá se te acabe la mirada constante,
la palabra precisa, la sonrisa perfecta.
Ojalá pase algo que te borre de pronto:
una luz cegadora, un disparo de nieve.
Ojalá por lo menos que me lleve la muerte,
para no verte tanto, para no verte siempre
en todos los segundos, en todas las visiones:
ojalá que no pueda tocarte ni en canciones

Ojalá pase algo que te borre de pronto:
una luz cegadora, un disparo de nieve.
Ojalá por lo menos que me lleve la muerte,
para no verte tanto, para no verte siempre
en todos los segundos, en todas las visiones:
ojalá que no pueda tocarte ni en canciones

viernes, 21 de noviembre de 2008

Futuro escritor

Me consta que mi blog sirve de encuentro para escritores que, como yo, se abren camino poco a poco. Los hay de todos los tipos: los que escriben en su mayoría cuentos, los que hacen sus pinitos (y sus saltos mortales con doble tirabuzón) con la poesía e incluso novelas, hasta hay de los peores, críticos. Críticos que escriben sobre el trabajo de los demás, ya sea hablando de cine o televisión, pero críticos al fin y al cabo. Mientras, aquí sigo yo de ancla buscando mi sitio tal y como hacía Raquel, pero ante todo rodeado de estupendos escritores, que no bloggers, y es que, como me comentaba hace unos días un amigo y excelente escritor, qué más da el soporte; se trata de escribir. No, no soy un blogger, soy un proyecto de escritor. El problema se da cuando se acaban los temas sobre los que escribir o se acaba el tiempo. Hoy, por ejemplo, podría haber escrito sobre mi nuevo ordenador o sobre Franco, que se murió hace unos años en el día de ayer, o de lo que he hecho y por qué me he saltado un examen. Pero me compré una chapa hace un par de días con un gallifante y no puedo evitar enseñaros mi primer soneto, que algunos ya habréis leído:

Amor de gallifante

Cuando busco por el mar gallifantes
y al calor de los rayos me retiro
pienso en todo lo que soy, lo que he sido
y naufrago sin querer, como antes.

Elefante y gallina, dos amantes
en el Mundo del Horror sin sentido.
Yo de lado, tú detrás justo al filo
observamos el amor expectantes.

Si me dejo engullir por el mar
desquiciándote los goznes sensibles
no me culpes por nadar con reparo:

manda mis viejos cuadernos quemar
en volutas negras e imperceptibles.
Que me pierda en la luz de tu faro...

domingo, 16 de noviembre de 2008

Una generación perdida

Hoy ha caído Antes del atardecer: recordad que todos somos polvo de estrella y la suma de los momentos de nuestra vida. Hoy me hago más preguntas: me pregunto si la vida así vale la pena, si no debería dejar todo lo que hago ahora mismo e irme de aquí a un lugar donde poder viajar en paz. Porque no quiero acabar la carrera y mirar de frente al lobo y encontrarme con un vacío existencial a falta de un trabajo y un futuro guiado. Por eso me pregunto si vale la pena hacer lo que hago, encerrarme un fin de semana a traducir cuando hay personas y lugares en el mundo que he de conocer. Escribir mi historia sin dejar que se transforme en histeria. Nada, parece fácil pero ya estoy atrapado, no hay escapatoria a este sistema en el que yo no he escogido nada. Viva el libre albedrío, la libertad y la gente capaz de cortar por lo sano con lo que los ata y vivir por una vez la vida. Porque ¿quién sabe? Quizás nuestra alma gemela esté a kilómetros de distancia y lleva años esperando nuestra llegada para regalarnos momentos inolvidables. Y eso que yo del amor, como de la vida, ando bastante desengañado. Si al final tenía que haberle hecho caso a mi madre y echarme un año sabático. Estúpida conciencia...

sábado, 15 de noviembre de 2008

La generación perdida

Acabo de ver una película a la que le tenía muchas ganas, Antes del amanecer, que me ha encantado y me ha hecho replantearme muchas cosas. Sin embargo, el tema de este post ronda mi cabeza desde hace más tiempo, desde que me siento una parte inútil de este engranaje llamado vida. Supongo que se trata de una crisis existencial, pero no soy el único afectado. Tengo más amigos que no saben qué hacer con sus vidas, que están anclados en un punto en el que nadie les da soluciones. Supongo que es el problema de los veinteañeros de este nuevo siglo, criaturas débiles entrenadas para tener una misión dentro del sistema hasta que llega un punto en el que el sistema no los necesita anymore… ¿Cuál es la solución? Prostituirse con un empleo precario, sin un piso que nunca podremos pagar, sin esperanzas en un futuro que cada vez pinta más negro… no creo que sea la solución. ¿Tal vez viajar? Puede ser un gran comienzo. Recorrer Europa en plan mochilero, vivir la vida por primera vez sin paracaídas. Tampoco es factible para todos esos veinteañeros desprovistos de un futuro. Pertenecemos a una generación que ya podemos dar por perdida, por mucho que nos empeñemos en abrir nuevos frentes recitando poesías o rodando cortos.

jueves, 13 de noviembre de 2008

lunes, 10 de noviembre de 2008

El personaje se hace a sí mismo


Ayer pegué en mi pared la portada del Público con Obama, aquí lo tengo junto a mi cama. Hoy me han regalado una nariz de payaso, una nariz verde de plástico. He hecho el trayecto facultad-piso con ella puesta, sonriendo a la gente que me miraba. Las chicas son más cortadas con las sonrisas, los tíos se ríen sin tapujos (no, no se ríen: sonríen). Será que Granada es la ciudad de España con mayor buenrrollismo. Resulta que ahora duermo con unos patucos de lana hechos por mi madre, azules y amarillos, para mí. Es que cuando llegaba a casa, antes de parar a comprar guarradas en los chinos, pensaba en los patucos y en su calor. Yo, por la calle con una nariz verde de payaso, mi Moleskine bajo el brazo y pensando en los patucos. Qué tierno. Ya tenéis protagonista para un cuento, os cedo los derechos. Así construyo personajes, así acabo siempre escribiendo sobre mí en esa fiesta onanística llamada escritura. Es ficción, me digo; es ficción. Mientras los personajes transpiren humanidad no me importa. Algunos escritores y escritoras no pasan del mismo tópico-boceto-personaje plano

domingo, 9 de noviembre de 2008

nos vemos donde los sueños



REGLAS Y CONDICIONES DEL PREMIO:


· Hacer constar las reglas.

· Enumerar seis cosas sin importancia que nos hagan felices.

· Elegir seis personas que continúen con el desafío.

· Avisarles con un comentario en su blog.



Son pocas, son 6, pero me hacen tremendamente feliz:
1. El olor de la lluvia, que llueva constantemente...
2. El té rojo Hornimans en mi taza amarilla
3. Recibir cartas en el buzón
4. Descubrir canciones y cantantes nuevos (para mí)
5. Ir al cine
6. Las calles oscuras y poco transitadas

Nomino a Scry, Mj, Silvia, ALX, Jara, David

viernes, 7 de noviembre de 2008

La ética del escritor


Es bastante hipócrita estar en contra de la pena de muerte y acabar matando a todos los protagonistas de mis relatos. Por otra parte, es ficción y el drama siempre es un plus. Esto viene a cuento de mi manera de llevar las cosas e intentar convertirme en alguno de mis personajes, adoptar sus tics (como es el caso de Violeta y David): me hago camisetas con mensajes aparentemente absurdos, bebo té rojo en una taza amarilla, ahora me da por la fotografía... En otras ocasiones extrapolamos actitudes nuestras a los protagonistas, como se puede comprobar con la cinefilia de Damián, el niño-héroe de El Desencantador. Lo que más fatiga da al leer es no creerse a los personajes, toparse con artificios a cada frase. Luego está eso, que para que los personajes sean atractivos deben ser originales, y original la mayoría de los casos quiere decir artificiales, poco realistas. ¿Hasta qué punto es lícito tomar a los personajes y hacerles pasar putadas, decidir macabros destinos para ellos? Al final, ¿a quién pertenece el personaje, al escritor o al lector? ¿Acaso tiene voto el lector? Y otra duda que dejo ahí: ¿no son acaso los personajes trocitos de nosotros mismos? ¿No es cada personaje un poco de nosotros y nosotros, por lo tanto, la suma de nuestros personajes? ¿Inconscientemente matamos partes de nosotros por algún subterfugio de nuestra mente? En ese caso, yo debería estar muerto, aunque a veces tengo la sensación de que escribo una y otra vez sobre el mismo personaje en distintos cuerpos. Vamos, que todavía no he aprendido a ser un escritor, pese a que algunos de los grandes les funcione...
Por cierto, escribo esto mientras me tomo mi té rojo en una taza amarilla, la cámara de fotos a mi derecha. Call me David, then...

jueves, 6 de noviembre de 2008

Malas temporadas

Está tan triste últimamente… Tantas ganas de llorar.
Y no se lo explica; y Vetusta Morla no ayuda.
Sólo quiere volar, subir a un avión.
La última vez que lo hizo iba en una camilla.
Podría ser un buen personaje para un relato.
Soy yo.
Una amiga escritora me dijo algo así como que el mejor personaje
literario que había era yo.
Reconozco que antes tenía mi aquel.
Pero ahora… sin desmerecer, oye,
Uun nudo en la garganta que no se va con nada
Y siempre una eterna sensación de melancolía.
No me llenan las clases, nada nuevo. Nunca lo hicieron.
Pero ahora estar parado más de diez minutos en un sitio
me parece malgastar el tiempo. Ahora todas las películas se hacen
largas en el cine.
Ya no creo que sea el síndrome posterasmus,
Es algo más grande.
No hay tiempo para nada. Para traducir, para leer, para ver series
o películas, para ser feliz. Ni para patearse Granada cámara en
mano y buscar rincones perdidos.
Qué asco de trauma.
Me gustaría ser más simple. Tal vez un cani más.
No se perdería gran cosa.
Y hoy tengo examen...

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King