And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

martes, 24 de febrero de 2009

A Silvia y papá


Sylvia busca el frasco de Chanel en su piso de alquiler. Quema, quema en el esófago pero no queda vodka ni ron. Rompe fotos de un amor perdido, escribe notas de suicidio que nadie, nadie, nadie va a leer, excepto ella dentro de un mes. Silvia nunca fue una gran actriz pero el exceso de carmín casi rompió el duro corazón y el matrimonio de un gran actor. Estés, estés donde estés ven aquí, te besaré como James Deán Quizás te busque y no vuelvas jamás, es estupendo ser vulgar. Entregó su amor de folletín al sinvergüenza Mastroianni. Marcello, Marcello, no me dejes así, lo he dado todo, muero por ti. Escondiendo sus cuarenta y dos en un filme menos que maldito. Corten, corten, Sylvia no advirtió que su carrera ya terminó. Y ahora con sesenta y dos se dedica al estraperlo, vende a precio de latón su cuerpo y su corazón. Estés, estés donde estés ven aquí, te besaré como James Deán Quizás te busque y no vuelvas jamás, es estupendo ser vulgar. Estés, estés donde estés ven a mí, te besaré como James Dean Quizás te busque y no vuelvas jamás, es estupendo ser vulgar.



I WISH I HAD A SYLVIA PLATH

Sylvia es un nombre que siempre he detestado
hasta que conocí a la poeta a la amiga a la
guitarrista al alba
. Porque cuando conocí
a la rubia pequeña y melliza odié ese nombre.
En la ciudad de Silvia todos juegan con i
latina, nadie usa la i griega. Por eso
todo son adversativas, doble riqueza de semimundo,
hay blanco o negro, no blanco y negro. Y no
es la hembra del caballo otra que la caballa.
I la hierba seca no es más que eso, i
con hierba seca prendemos las lumbres.
I la corrección política no es algo que
importe en la ciudad de Silvia: los maricas
son maricas i los líos, guirigais. I para
andar nos apollamos en callados, que para
algo no se quejan. Definitivamente, no me gusta Silvia.
En mi ciudad de Sylvia, Silvia es Sylvia.


HERENCIA

Por eso te he llamado.
La casa quejumbrosa ya no aguanta
los embates de la soledad y el tiempo,
de las trepadoras y los caracoles y las
telarañas donde mamá doblaba las mantas
y los paños de franela.
Te he llamado por las cartas de un ayuntamiento
que ya no nos pertenece, de unos recibos
que nacieron después que la casa.
Que la vecina quiere las orzas vacías
y la váscula y los pesos, y los
sacos de garbanzos rancios y los moldes de los
quesos.
Por eso te he llamado. Porque a pesar del
titanlux la cal sigue amañando las
paredes de humedades.
Nuestra casa, hermano, ha dejado de ser
nuestra. Nos la ha vuelto a jugar el tiempo...

4 comentarios:

beleita dijo...

Me gusta Herencia


mucho

:)

Anónimo dijo...

Why so sad?

Mj dijo...

luis luis luis, ay, luis

ryan ryan ryan, ay, ryan

james dean james dean james dean, ay, james dean

y sidonie :), ay, sidonie :)

Brian Edward Hyde dijo...

jose jose jose, ay, jose

ay, mj, por el camino de la amargura me traes.

¿Quién eres, anónimo? ¿Por qué crees que estoy so sad?

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King