And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

lunes, 21 de mayo de 2007

Cuentacuentos 31

No es un cuento, lo siento, pero tampoco es algo a lo que os tenga acostumbrados. Es un diálogo en la cama. Espero que tras leerlo comprendáis el significado del título.

Frase de Malena: "Te conozco demasiado bien"
Más y mejores historias, sin duda, en El Cuentacuentos

LAY-LIE

-Te conozco demasiado bien –susurré.
_______Me miró desde el filo de la cama y rió.
-Tío, no me conoces una mierda.
-¿Sabes que cuando te levantas estás más buena que nunca?
-Siento no poder decir lo mismo –insinuó. –Sería conveniente que te vistieras, es tarde y no vas a llegar a casa.
-No, perdona, pero es que no me creo lo que me dices. No creo que te vayas ahora, parece una excusa pobre para deshacerte de mí.
_______Retiré la sábana y me incorporé lo suficiente para estar a su altura, aunque me arrepentí. Hacía frío y lo único que llevaba encima era mi pulsera de cuero.
-Te digo que me voy, no es coña.
-Ya…
-¿Me vas a montar un numerito? Venga ya, déjame esa parte a mí, que para algo soy la tía.
-Te conozco desde hace una semana… bueno, desde hace siete noches. Me parece demasiada coincidencia que ahora te pierdas, como si lo hubieras planeado todo hace mucho tiempo.
-Follando eres el mejor, pero atando cabos…
_______Esta vez fui yo el que reí y tiré de su brazo para acercarla.
-¿Quieres algo más formal que sólo sexo? Por mí no me importa.
-Mira, ve a casa, se lo cuentas a tu madre y después me dices qué le parece, ¿vale?
-Estás casada. Tiene que ser eso.
-No estoy tan desesperada, sólo estoy aquí de paso y buscaba una aventura, pero la aventura ha durado más de lo que debiera.
-Por algo será…
-Tu ego no tiene techo, macho. Mira, mañana no estaré en la ciudad y… ¿por qué te tengo que dar ninguna explicación?
-Te sientes culpable –afirmé. –Sabes que no es justo dejarme así de repente después de lo nuestro.
_______Gateó sobre el colchón y se sentó a mi lado. Ella al menos llevaba la ropa interior y los ojos pintados. Sí, lo primero que había hecho nada más levantarse era pintarse los ojos, y reconozco que el clasicismo blanco del sujetador quedaba muy bien frente al negro de sus pestañas infinitas.
-No ha habido nada nuestro, pequeño. Sólo tuviste suerte de cruzarte en mi camino esa noche, bueno, y de ir con tu amigo el rubito.
-¿Qué pasa con él?
-Es feo como pocos, cualquier tío que vaya a su lado parecerá George Clooney… bueno, Clooney cuando estaba en Urgencias.
-Yo es que no veo mucho la tele.
-Déjalo, pero hazle un favor a tu amigo, ¿Julián me dijiste que se llamaba?, y dile que se quite el flequillo que tiene de tonto y que las camisetas ceñidas sólo les quedan bien a los tíos cachas.
_______Mientras me contaba esto cogí uno de los porros que había sobre la mesita de noche y lo encendí. Ella siguió explicándose con toda la naturalidad del mundo:
-Mira, tú no estás cachas pero esas camisetas te quedan bien, como tu barba. Hay tíos a los que la barba no les sienta.
_______Me quitó el canuto de entre los labios y le dio una calada profunda.
-La verdad es que salgo con Julián por eso –proseguí sin hacer caso de su último comentario. –Siempre me tiran las feas, pero las esquivo y se las voy dejando. Él puede conformarse con las sobras y le parece de puta madre, y yo me tiro a por las que están cañón.
-¿Por eso me entraste?
-Tú no estás cañón, es otra cosa. No eres como las otras tías con las que he estado que se creen que por chupártela tienen derecho a salir contigo y hacer planes de boda.
_______Su carcajada sonó tan sincera que me dejó mudo. Me volvió a pasar el porro y apoyó la cabeza en la almohada; sólo escapaba un mechón rebelde del moño que se había hecho poco antes.
-¡Eso te pasa a ti conmigo! –dijo cuando dejó de reír. –Crees que por estas noches tienes el derecho de entrar en mi vida, pero te voy a dejar que sigas explicando por qué no soy como las demás tías.
_______Esto nunca falla. Una mujer siempre quiere información. Y no sólo eso, sino información conveniente, de esa que las hace escalar en su jerarquía femenina, sentirse por encima de sus contrincantes.
-Tú eres… sofisticada, pero no te das cuenta de que también eres frágil. –En este punto me miró con expresión de interés. –Porque vas pisando fuerte con tus tacones altos, vistes con trajes de marca y estás perfecta, como si te hubieran contado muchos cuentos.
-¿Y eso a qué viene?
-A que te gustaría ser una princesa, crees que te mereces todo lo mejor por ser tú, pero no es algo que te propongas, ni siquiera te das cuenta de ello.
-¿Eso te enseñan en Bellas Artes?
-No, en eso me he fijado yo solo.
_______Deposité la colilla en un cenicero con un culo de whiskey y esperé a oír el siseo. Me volví y me hundí en la almohada hasta quedar a su altura.
-¿Ves como apenas me conoces? Te has inventado una historia para averiguar por qué estás aquí conmigo. No quiero desilusionarte, pero esto no ha sido más que atracción pura y dura, y después un adiós –sentenció.
-Sí, estás más guapa recién levantada.
-Te llevaste la matrícula en la escuela de seducción, ¿eh? Pena que cuando pasen unos años tu morbo se habrá esfumado.
_______¡Ouch! Golpe bajo, fijo que no logré disimularlo.
-¿Ein?
-Mírate, estás aquí desnudo sin importarte nada más. Sabes que este aire bohemio, la melena, la barbita, las camisas ajustadas… te quedan bien, pero esto es tan efímero como el polvo de anoche.
-¿El tercero? –pregunté entre risas.
_______Se levantó y me tapó la cara con la almohada. Se sentó sobre mi barriga y apretó durante unos segundos. Cuando me soltó tomé yo el turno de palabra:
-Bueno, ya que te vas… no te importará una última vez, aunque sea tan efímero. –Se tumbó a lo largo del colchón y me besó el pecho. -¿Y si empiezas por abajo? –sugerí.
-Mira que eres guarro a estas horas.
-Un profesor me dijo una vez que en el único sitio donde se puede y se debe ser guarro es en la cama.
_______Y conseguí que sonriera; sólo por esa sonrisa valió la pena.


Una hora más tarde salió por la puerta y me dejó solo en la habitación del hotel. Encendí el móvil y marqué.
-Ey, ¡qué perdido estás!
-Ya ves, un óleo que me tiene loco… Oye, Julián, ¿qué te iba a decir? ¿Te parece si esta noche salimos?

17 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Muy bueno, vaya Webs (los de ella).

¡hombres, no hay uno bueno..y si es wapito peor!.....me voy, me voy, solo pasaba por aquí.

jeje..besitos wapo.

popi dijo...

Hola capullín. Un gran diálogo , pero falta lo mejor: los polvos mágicos... jejeje. Bueno, ahora en serio, si puedo, que yo pocas veces logro ese estado supongo que mental: me gusta sobre todo la parte del final .Al principio parece como si al relato le costara arrancar, pero una vez le pillas el rollo, no hay quien te pare.
Una amiga suele decir que en la calle debemos ser caballeros y princesas y en la cama todo lo guarro que podamos. Yo tengo una opinion un poco más extensa, pero ese es otro tema. ^^
Un saludo brian-edward-hyde (joer)

Noemi-san dijo...

Me encanta ella y sus contestaciones irónicas!!!
Muy divertido, me he encantado
Un saludo

Carabiru dijo...

Jajajajajaja qué bueno!!
El nombre, al pelo, si no he olvidado del todo mis clases de inglés...
¿quien habrá mentido más? ella o él, esa es mi duda...

Salu2

Tormenta dijo...

XD
jo, vaya diálogos!... me ha encantado. Me gustan los personajes. Él quizás resulta más creíble que ella. La naturalidad de los diálogos despierta en mi una envidia sana XD.
Vamos, que muy bueno...
Un besito encanto

Ricardo dijo...

Brian, la verdad, me queda la sensación de que el relato es un marco fantástico, perfecto.
La verdadera pintura, es ese diálogo final entre él y julián. Esa especie de sonrisa pícara, que uno imagina en él, mientras él imagina la próxima noche que le espera. La próxima "tía".

Un texto genial. LLevado de maravillas.

Un abrazo desde las pampas de este sur.

ninive dijo...

Por finnn Brian!!! He tenido que hacer ingeniería termonuclerar para hacerme con un pc+estar a solas+salir del programa de la ofi+entrar sin problemas en tu blog+leer rápido mirando la puerta+leer atentamente y tras leerte vaya si mereció la pena!
Un placer, y cobra mayor sentido si cabe el término :) recorrer cuan cámara de cine los distintos planos de este corto excepcional. No por el morbo de ver a los personajes sino por un diálogo que peina todo resíduo dejando tan solo la pureza de la realidad que se da en ese instante. Consigues que lo natural, desnudo tal cual, sin transparentes elementos que adornen un texto que ya pone la palabra genial en nuestro pensamiento al poco de leerlo.
Haces facil lo dificil, atrapar la realidad y exponerla tal cual, sin dañarla, sin sedarla, libre.
Un maestro.
Un abrazo enorme!!!

beleita dijo...

Genial. El principio no me convence del todo, no parece tan "real" como es resto, es solo una impresión. Pero es que el resto me ha encantado. ¡Coño! Así es como quiero yo escribir, ¡me has robado el género! :P

besus

Eliseo dijo...

real y vivo. Buena historia y buen diálogo

Larisavel dijo...

Si es que no me queda otra que decir la típica frase: "todos los hombres son iguales", y unos mentirosos!!!! Me gusta el giro que toma, parece que es él el que intenta que el rollete vaya a más, y resulta que son las típicas tretas para conseguir lo que quiere.. muy lista la chica, si señor! Si él no se va a quedar llorando, ya tiene otras cosas en mente... ainss.

Muchos besitossss

Oski dijo...

Jajaja muy bueno el diálogo Bryan. Una gran reflexión filosófica entre dos personas que parecen buscar sólo sexo y nada más.

Por cierto la canción que has puesto para acompañarlo no podía haber sido mejor, como un broche de oro.

Un abrazo. Buena semana.

Malena dijo...

Un juego de astucia muy interesante, ¿quién es el mentiroso?, ¿quién el engañado?. Tal vez los dos, o ninguno...
Te aplaudo, escribes de p m, pero eso no hace falta que te lo diga a estas alturas ¿verdad? :P.

Un besito.

Anónimo dijo...

pues yo que te voy a decir, creo que ya te lo han dicho por ahí y se lo he dicho a Aarón tb, pero envidio esta clase de diálogos, porque yo tengo una asignatura pendiente con ellos. Y en los tuyos encuentro realidad y eso hace que la historia cobre mayor sentido.

Y digo yo.. ¿no te ha dado por escribir algún guión de cine o teatro?


1 besazo nene
Jara con insomnio

Sharon dijo...

Wow! menudo diálogo te has marcado! me has dejado de piedra, el diálogo no es nada fácil, por lo menos para mí :P. Felicidades!
Por cierto ¿Cuál de los dos ha mentido más? Porque lo que tengo claro es que los dos, de una forma u otra, mienten jeje
Un beso

Miki dijo...

Jejejeje curiosa conversación en la cama sí señor. Dsd luego situaciones así seguro que hay a puñados. Aunque tíos tan cabrones como él...jajaja pobre Julián hay que joderse. Pero claro si me dices que tiene flequillo y lleva camisetas ajustadas es que es pijo!! Pues que se joda jajaja.

Un abrazo.

мαяια dijo...

Me ha gustado eso de los "contaataques" en lugar de comentarios... jejeje
Pero va a ser que yo no tengo mucho que contraatacar. Me ha gustado, aunque resulte un tanto... ¿irreal? ¿o estas cosas pasan de verdad? jajaja ainsss...
Total que ella se fue y a él... pues tampoco le importó demasaido, ¿no? Y sino que se lo pregunten a su amigo el feo (también conocido como Julián... jajajaja), que nada más salir ella por la puerta ya lo llama su amigo para volver a salir de cacería... :S
Besotes y aplausos cuentista!

Mj dijo...

He llegado, tarde, pero aquí estoy. Hay por ahí frases en el medio que deberían estar en un museo. Y la música, un acierto, de verdad...estoy pensando en plagiarte la idea porque cada relato que escribo tiene banda sonora y esesitioquenodebesernombradodedondenosecharon no tenía recursos para ello.
Has demostrado que no sólo de miedo vive Brian, sino de toda frase convertida en relato :)

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King