And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

jueves, 17 de mayo de 2007

¿Quedas comigo?


Hoy me prometí contar una historia de amor, pero estos cuentacuentos son muy pesaos y querían que hablara de ellos y de la quedada en Palacios de Goda (buscadlo vosotros mismos xD), así que he decidido aunar ambos proyectos en uno y sincerarme con todos vosotros. El fin de semana pasado nació una bonita a la par que efímera historia de amor entre el aparato de música y yo. Yo la llamo “Musiquilla” al altavoz, para que me oiga… pero no adelantaré acontecimientos.
_______El viernes me tragué 430 kilómetros en autobús hasta llegar a Madrid, donde había quedado con los primeros cuentacuentos. Salí por el Metro sin perderme (Jose, qué autosuficiente te estás volviendo, estoy muy orgulloso de ti ^^) y… ¡Cris! Sí, me encontré a Klover y ya no me quise despegar de ella, que venía de clase a buscarme. Al rato aparecieron por ahí Aarón y Niña Vudú, y yo… wee), que no me lo creía pero me contuve dentro de lo que pude. Fuimos al coche de Aarón, donde tuvimos la ocasión de comer chucherías, beber batido ciertamente saltarín (¬¬) y tener un primer encuentro con la Capital. Luego es que había cierto tráfico y por eso xDDDD tardamos un poco más de la cuenta en llegar a Palacios de Goda, donde estaba… Pistachito!! Sí, el coche de Pistachita, jeje. Pitamos como posesos, aunque en realidad quien pitó fue Aarón, que era el que conducía, y al cabo de media hora les dio por salir de la casa a Pistachita, Jara, Larisavel y Wannea. Una vez allí tuve mi primer encuentro con “Musiquilla”, fue una especie de cruce de miradas y le metí su primer CD :D
_______Total, que como era por la noche nos pusimos con la cena, unas pizzas muy ricas (Tabasco incluido, y si no que le pegunten a Aarón) y una rosca algo crudona, pero como tenemos muy buena boca comimos hasta donde pudimos, que fue poco. Tened en cuenta que era la primera vez que estábamos ahí juntos, así que tuvimos conversación pa rato (básicamente estuvimos criticando al resto de cuentacuentos y pensando un complot para deshacernos de ellos sin dejar huellas :P)… pero esque Jara tenía un encargo del Señor de las Historias y nos entregó un sobre a cada uno.
Contenido del sobre: carta de bienvenida, CD, carpeta con una frase para cada uno, folios en blanco y un bolígrafo. Contenido adicional: sobre para viernes, sábado y domingo a 3 personas. Paso a contaros de qué iba lo del sobre para ordenar pensamientos:
Viernes. Pusimos el CD en “Musiquilla”, y contenía una canción significativa para cada uno, lo que pasa es que nosotros no sabíamos cuándo iba a sonar la nuestra, así que teníamos que estar súper pendientes, y cuando sonaba la nuestra leíamos una historia en voz alta. Mi canción fue “Sunrise” de Norah Jones, y comencé a leer “De ébano y pino” (por cierto, nos debes una historia, Niña Vudú!)

Sábado. Amigo invisible. Tras el sorteo a cada uno nos tocó otro cuentacuentos a quien escribir un cuento a modo de regalo. A mí me tocó Klover ^^, y Larisavel fue la que escribió mi cuento (no os preocupéis, que lo colgaré). Luego las leímos en voz alta.
Domingo. A partir de la frase de nuestras carpetas, cada uno comenzó un cuento, y luego nos fuimos pasando las carpetas sin orden establecido, de modo que párrafo a párrafo creamos una historia para cada uno.
_______Bueno, regreso al día a día, y es que tras lo de los sobres del viernes Aarón cogió su guitarra y estuvimos berreando como bien podíamos algunas canciones, jeje. Se nos hizo tarde poco a poco, pero acabamos jugando a adivinar películas xDDD hasta las 6 de la mañana, cuando no había huevos de moverse porque estábamos muy cansados. Y tras el lote de historias de terror que no pueden faltar en estas quedadas nos fuimos a la cama, aunque los espíritus hicieron de las suyas hasta que salieron los primeros rayos de sol (y los segundos, y los terceros…).
_______El sábado no madrugamos demasiado, y cuando lo creímos conveniente fuimos a Arévalo (juro que el pueblo se llamaba así) a comprar comida, porque… ¡nos esperaba la barbacoa! Limpiamos un poco y Aarón se
encargó de la comida, el chisporroteo de la grasita sobre el carbón… aghhh, se me ha hecho la boca agua y tengo ganas de chuletas, síiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. Y nos hartamos nuevamente de comer. Durante la comida “Musiquilla” se puso tonta, y es que como comimos fuera de la casa se puso celosa y no reproducía bien, pero cuando entraba yo al salón y trasteaba un poco sonaba de puta madre hasta que volvía a la terraza… así toda la comida. Pero después pasamos dentro, me senté a su lado y nos dejó tranquilos toda la tarde. Tranquilos quiere decir comiendo más de todo, hasta tarta, que no hacíamos otra cosa que engullir desde los sofás rojos. ¡Ah, y Wannea nos dio sus piruletas personalizadas con dibujos de animales, jeje! Y por la tarde, cuando Jara y Pistachita salieron, inflamos globos por doquier para darle una sorpresa a Miriam, pero cuando regresaron la sorpresa fue para nosotros: Beleita!!! Sí, la artista cuentacuentil estaba ahí, más maja que na.

_______El resto del día hicimos bien poco. Dimos un paseo por el pueblo, que era pequeño como pocos, cenamos (con más Tabasco, jajaja) y estuvimos hablando hasta que empezamos con el Trivial. No me dejaron dormir, pero es que después, a la hora de acostarnos, nos reunimos en el salón de nuevo con la guitarra hasta que caímos rendidos.
_______El domingo recogimos las cosas (historias en grupo) y tiramos pa Madrid, e hicimos el viaje en una horita. La primera en irse fue Niña Vudú, así que nos despedimos de ella en RENFE, snif, y a continuación buscamos el papeo en McDonalds (los cuentacuentos somos, ante todo, gente sana) y
fuimos al Retiro a comer. Más o menos traté de concienciarme de que la aventura se acababa a lo largo del paseo, pero tenía que volver, así que me acompañaron todos a la estación, compré el billete y aprovechamos toda la espera para dedicarnos sobres, historias, papeles… los unos a los otros hasta que llegó la hora y me despedí de ellos. He de recordar, a todo esto, que a lo largo de la quedada pudimos disfrutar de largas conversaciones con Niobiña y Ninivé, jeje, que estaban entre nosotros sin estarlo.
_______Ahora llega la parte importante de mi crónica: cuando me monté en el autobús me quedé con una sensación de vacío repentino y tristeza de esa que sólo te da cuando te separas de los buenos amigos. Y claro, los vi allí en la estación todos juntos esperando que el autobús saliera y se me hizo un nudo en la garganta. Creo que la mitad del viaje se me hizo más corta porque aún estaba pensando en ellos, es lo que tiene ser tú el que te separas del mogollón. En definitiva, me sorprendió mucho que todos fueran tan geniales (es mi adjetivo preferido, más que “preferido”), que nos lleváramos como la seda y que los eche tanto de menos. Cada vez estoy más contento de haber entrado en Cuentacuentos para contar mis historias, y dar con amigos más allá de los bites. Eso sí, la próxima será en el sur, jajaja. O donde sea, que visto lo visto me importa un pito ;)


12 comentarios:

cucoalmeria dijo...

Un fin de semana muy intenso e inolvidable por lo que veo. Ese tipo de reuniones no se olvida nunca, se deberian de hacer mas a menudo. Un saludo.

Klover dijo...

Ya vengo yo con mi contrataque...jejeje...
Jo...como te lo curras! y que chulo te ha quedao!
jajaja...no he podido evitar acordarme de cuando estabas sentado en el bus y mirabas a ratos...(no se si te dabas cuenta...pero nos estabamos partiendo...ponias unas caritas...)

Veo que las chicas nos "enamoramos" de un mueble roo...pero lo tu aventurilla con "Musiquilla" fue mucho mas intenso...

Ains...que estoy desvariando ...sera de tanto hinchar globos??

Eres un encanto, que lo sepas!

Un "bezazo" (jejejeje)

Jara dijo...

Quiero que sepas que musiquilla está en mi habitación de lo más triste. Te echa mucho de menos. Ni siquiera se ha querido enchufar a la luz. Dice que si no lo haces tú no quiere... Yo ya no sé que hacer con ella, por más que lo intento no se anima.

Jo Brian, que penita cuando te fuiste, es verdad que nos partíamos desde abajo, pero se te va a echar de menos por estas tierras.

Poneros manos a la obra o sino la borde va a poneros las pilas en un momento eh?

muchos besos guapo!!
Y gracias por darte la paliza del viaje por nosotros.

Niobiña dijo...

Joooo.... Yo no estuve presente físicamente, pero gracias al teléfono pude compartir con todos vosotros algunos de esos momentos...

Tengo ganas de conocerte ya y darte un abrazo enorme y muchos besus... Será para la próxima...

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

Larisavel dijo...

Esta semana vais a acabar conmigo!!!! No paro de leer cosas bonitas, de recordar todo lo que pasamos en el pueblín, de hablar por el messenger, de echaros de menos!
A mi se me quedó la misma sensación de vacío cuando llegué al tren, pero estaba feliz! Oye, que desde abajo en la estación no nos reíamos, no hagas caso a estas niñas, que no sabíamos que cara poner por la pena.
Que bien te quedan las gafas de sol, jejejeje.

Espero que nos veamos prontito, por lo pronto puede que baje a Granada algún finde, a ver si se viene Jara conmigo (buenoooo, la borde y la problemática juntas...)

Muchisimos besos guapo!!!

P.D: estoy terminando "Si llueve...", esta noche estaba muerta de miedo! (lo se, soy una cagona)

wannea dijo...

Ole que arte!!!! eres genial, y eso que ya nos conocíamos de la quedada granaina, que sino... jajajaja menudo fin de semana inolvidable, ese nudo en la garganta creo que lo tenemos todos los que fuimos a la quedada, y el nudo solo se afloja con otra!!! asi que ya sabemos OTRA! OTRA! OTRA! OTRA! jajajajaja muchos bessos niño!!!

PD: espero que no te hayas comido las piruletas!!!! jajajajaja muak!

beleita dijo...

Que lo primero que hiciste fue meterselo??? :O así no se hace... y luego te vas a la barbacoa y la dejas a medias.. normal que se quedará tontorrona, normal. Ya te vale...
En fins, que me alegro que te "importe un pito" dónde sea la próxima, porque eso ya lo dice todo.
besus, recordando mi risa por ti :P

Eira dijo...

Faltaba yo por visitarte :S
te ha quedado de lujo la crónica, pero es que no esperaba menos de ti jaja. A mi también se me hizo un nudo en la garganta esa noche cuando me acordaba de todos vosotros ;)
Besistos de Pistachito, de Pistacho (la rana), mios, del sofa rojo, y del lorito de Jara, que ya no te acuerdas de él :P

Chewica dijo...

Insisto en que todo esto me trae montones de recuerdos. Que bien te lo montas Bryan.

Donnie dijo...

Esas reuniones deberían de ser semanales! yo lo intento y lo digo y todos asienten, pero la fuerza se nos va por la boca ¬¬

Un saludo Brian!

a dijo...

que nostalgia...

Brian Edward Hyde dijo...

Bonita foto :)

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King