And do you brush your teeth before you kiss? Do you miss my smell? What about me? What about me? What about...?


Va dejando trozos de él por todas partes. Algún día desaparecerá conforme anda.

sábado, 19 de mayo de 2007

Las horas que me queden

A partir de los 30º me cuesta pensar. Ahora mismo llegamos a los 36º en nuestra queridísima Granada, así que podéis sacar vuestras propias conclusiones sobre mi estado mental actual. Da la puta casualidad de que ahora, a final de curso, descubro que puedo pillar Internet desde este piso. Me consuela saber que sólo lo puedo hacer con el portátil y en una esquinita de la terraza, que si no...

Tengo muchas cosas que contar, es cierto, pero a veces se me olvidan y ya no encuentro orden lógico por donde empezar, y al final se me va la cabeza y no logro redactar una entrada en condiciones, más o menos como me está pasando en este momento. Pero como aprendo de mis errores y de mi día a día, he aquí que sé de lo que hablar, o lo intentaré.

Como he dicho, ayer fue la primera vez que pillé internet en lo que llevo de curso. Una alegría. En esto que pillé a Aarón conectado, que el tío sólo se conecta cuando la luna nos lleva unas cuantas horas de ventaja (Juanpe, toma y apunta esa metáfora xD), así que estaba hablando con él a las 2 y pico de la mañana cuando sonó el portero. Pensé: ya estamos con las vecinas... ¬¬ que alguna vez se ha equivocado alguien y ha llamado a nuestro portero en lugar del suyo. En esto que pregunto, no responde nadie y oigo a otro tío preguntar. Al final acabamos los dos hablando de la poca vergüenza que tiene la gente de llamar a esas horas y tal. Sumamente surrealista, sep...

De mis vecinas no he hablado, pero no desesperéis, tengo una entrada preparada para ellas (y otros cuantos seres con los que comparto edificio). Os puedo adelantar una imagen de su terraza ayer por la tarde, que traen a gente una noche sí y la otra también, pero hacerlos dormir en esas condiciones me parece inhumano :S


Por cierto, necesito una aclaración, porque se acaban de pegar una panzá de fuegos artificiales que no me lo explico, y ayer por la noche más cohetes por aquí. ¿Será algún patrón? Ni idea, llevo casi dos cursos en esta ciudad y aún no sé la mitad de lo que se mueve, pero ya empiezo a echar de menos Granada. A mí es que me gusta echar de menos. Soy echador-de-menos por naturaleza (a otros les habrán tocado cosas peores). Ayer me planteé que ya había pasado una semana desde la quedada. De hecho, a esta hora estábamos tumbados en los sofás rojos de la casa rural en Palacios de Goda. El martes o el miércoles encontré un Kit-kat que me había dado Aarón en un bolsillo, así que lo metí en el frigorífico porque estaba derretido. Al día siguiente lo saqué y me lo comí, y aunque parecía cualquier cosa menos un Kit-kat me sentí profundamente agradecido. Y melancólico. Y echando de menos... :')



Pues nada, chicos, dejo de comeros la cabeza. Me estoy portando bien (o me obligo a creerlo así) y he empezado a hacer una cosa de civilización francesa, pero me parece imposible. Me esperan dos traducciones y ejercicios de gramática francesa. Las fichas de traducción seguirán siendo un mito para mí, glups. Y encima ayer empecé con el cuentacuentos de la semana, nada parecido a lo que he hecho hasta ahora. Ya iré contando...

7 comentarios:

JP dijo...

Me ha revuelto el estómago con el jodido kit kat.... muchas gracias... ¬¬

Te lo comíste de verdad... qué estómago.

Dios, aléjate de esa esquina de tu terraza, que se acercan los exámenes, por dios!!!! xD

Mj dijo...

Podrías escribir un cuento de terror con la masa esa informe de chocolate como protagonista...Nestlé caería en picado quequeque ajjjjcoooo.
Estoy segurísima de que esa era la forma original con la que te lo dio Aarón jajajaja.

Jara dijo...

de verdad que eso que hay en la mano es un kit-kat? porq parece cualquier cosa...

y esto de hacer fotos a las terrazas de otros es legal? que tu dices que son condiciones inhumanas pero creo que dormirán tan agustito con la fresca!! ¿a que en eso no habías pensado? :P

bueno que yo tngo mil cosas que hacer y pocas ganas para ello.

1 semana... como pasa el tiempo. Pero yo tengo la sensación que fue hace más tiempo aún.

lo dicho, lo de siempre. besimes

Brian E. Hyde dijo...

jajajjaa, la masa como decís estaba congelada, se habia quedado con esa forma. Ni siquiera se me había derretido en la mano, como podéis comprobar xD

Larisavel dijo...

Pues yo soy echadora de menos profesional, no tengo otro oficio conocido.
Mira que os eché de menos ayer en la discoteca, que tenia las paredes de color rojo (como nuestro amadísimo sofá) y eché tanto de menos su comodidad y vuestra compañía... sniff.

¿Te has dao cuenta que en la foto tu mano sale amorfa? jajajaja, que mala soy.
Besissss

Larisavel dijo...

Ahhhh, tu tenias el kit kat de Aarón, y yo tengo tus zumitos de doce frutas, jajaja.

Aarón dijo...

Vale, lo primero es lo primero, así que me defiendo:

El Kit Kat le fue entregado a Brian (perdón por la pasiva, Indi, pero esto es lenguaje técnico y no se cuentan) en perfectas condiciones, con sus cuatro barritas de chocolate rellenas de galleta perfectamente alineadas y definidas y el logotipo de la marca Kit Kat (R) claramente visible. Por tanto, el único culpable de ese desagradable aspecto es el calor, el cambio climático en resumen.

Ahora bien, socio, hiciste pero que muy bien. Yo me hubiera comido una caja de kit kats con ese aspecto si los dejan en mi nevera, así que todos aquellos a los que os dio tanto asco pues ya sabéis jejeje...

Por lo demás, la crónica de la quedada...creí que ya no quedaban! todos tenemos un ataque de nostalgia, estoy seguro de que a todos nos encantaría irnos esta noche mismo a palacios de goda o a donde fuera, pero todos juntos a reirnos un rato. Ha sido un fin de semana fantástico, genial (mi adjetivo favorito, hoy por hoy es "paupérrimo", pero si no eres crítico de cine tienes muy pocas oportunidades para usarlo. Pero "genial" también me gusta mucho, buen gusto el tuyo). Han sido tres días con varias de las personas más intensas que he conocido nunca, más auténticas. Ya sabes, Ka-Tet.

A ti tenía especiales ganas de conocerte, por todo lo que tenemos en común y por las conversaciones pasadas, que nos descubren cada vez más cosas en común. No tenía la más mínima duda de que conectaríamos al instante y sólo puedo decir que todos vosotros y en especial tú habéis superado con creces mis mejores expectativas.

Sobre las horas a las que me conecto...ya metáfora es curiosa y sobre todo acertada, siempre suele ser bastante tarde...los que me conocen y hablan conmigo ya saben que antes de las doce y pico o una es raro que pueda estar, la pena es que eso hace que coincida muy poco con cierta gente, así que trataré de hacerme más diurno..no sé si podré a estas alturas, pero se intentará. Y si os quedáis dormidos, pues doy golpes a las puertas y araño la pared (a klover le gustó el realismo del arañazo, lo dijo...), saco la guitarra y echamos un trivial, o unas peliculas.

Lo que sea y se tercie, pero con los cuentacuentos...

Un abrazo enorme, Brian!

lamusique

No podría vivir sin

eveybody's gotta learn sometimes

Un libro

Un libro
Un saco de huesos, Stephen King